Un hombre acusado de estrangular a una joven en Nebraska se cortó la garganta en pleno juicio

Aubrey Trail, de 52 años, está acusado de planificar junto a su pareja sentimental el asesinato de Sydney Loofe, una mujer de 24 años que conocieron a través de la app de citas Tinder

 

Las cámaras grabaron el momento en el que los policías corrieron a auxiliar al procesado, que se cortó la garganta con un objeto que llevaba escondido (Video: especial)

Un hombre acusado de asesinar a una joven de 24 años en Nebraska, se cortó la garganta durante su juicio este lunes, después de gritar ante el tribunal que su pareja sentimental, también procesada por el crimen, era inocente.

Aubrey Trail, de 52 años, y su pareja Bailey Boswell, de 25, enfrentan cargos por matar y desmembrar a Sydney Loofe en noviembre de 2017. Según defienden los fiscales, ambos habrían planeado el secuestro y el asesinato de la víctima, que conoció a Bailey Boswell a través de  Tinder.

Las dos jóvenes chatearon a través de la app de citas y quedaron para conocerse en persona el 14 de noviembre de 2017. Acordaron además, volver a verse al día siguiente. Sydney desapareció 19 días después de conocer a Boswell online.

Para Sandra Allen, de la Oficina del Fiscal General de Nebraska, desde el principio, todo formó parte de un plan para asesinar a Sydney Loofe.Después de terminar con su vida, explicó, los acusados utilizaron «una sierra de dientes finos» para segmentar el cadáver.

«Esto es más que un asesinato en primer grado. Se trató de un secuestro planificado para asesinar a Sydney Loofe», aseguró Allen.

Las autoridades hallaron los restos de la víctima en bolsas de basura que habían sido arrojadas en un campo cerca de Edgar, a 144 kilómetros al suroeste de Lincoln. Pudieron identificarla gracias a un tatuaje que llevaba en el cuerpo con la frase: «Todo será maravilloso algún día».

Según la autopsia, Loofe murió por asfixia. Los resultados arrojaron que el asesino utilizó un cable con extensión para estrangularla. Los fiscales creen que Aubrey Trail fue quien la asfixió y que Boswell le habría ayudado a deshacerse de los restos.

Sin embargo, Joey Murray, abogado del acusado, defendió que la muerte de Sydney fue un accidente, y que ella había consentido participar en una fantasía sexual conocida como «asfixia sexual». Según la defensa, la víctima aceptó que Trail le cortara la respiración mientras tenían relaciones para grabarlo en video. Lo hizo porque necesitaba dinero. Pero la escena no salió como habían planeado y se produjo el accidente.

«No hubo nada ilegal. Todo era consentido», insistió el letrado.

Si el jurado no creyera esta versión de los hechos y encontrara culpable a los acusados, ambos podrían enfrentar la pena de muerte. El juicio de Trail comenzó en octubre y este lunes, el procesado atentó contra su vida al cortarse la garganta con un objeto afilado que podría ser una cuchilla de afeitar.

«Bailey es inocente y les maldigo a todos», gritó segundos antes de intentar suicidarse.

En declaraciones a medios, la jueza del caso dijo que se investigará cómo Trail consiguió el objeto punzante. Aunque no revelaron el estado actual del acusado, explicaron que durante su estancia en prisión había sufrido un derrame cerebral y dos ataques cardíacos.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*