Tras estar 14 años prófuga, cayó una condenada por matar a su marido que inspiró un episodio de «Mujeres Asesinas»

La Policía de la Provincia de Buenos Aires detuvo este viernes a Graciela Mónica Hammesprófuga desde hacía 14 años, cuando escapó de la Unidad Penal 8 de Los Hornos, donde cumplía la sentencia por asesinar el 8 de junio de 1998 a su marido, Alberto César Ortega, para cobrar un seguro de vida de cien mil pesos o dólares de aquel entonces.

Tiempo después, la Sala I de la Cámara de San Isidro la condenó a prisión perpetua. Su historia terminó en un episodio del libro Mujeres Asesinas de Marisa Grinstein y la serie posterior producida por Pol-ka en 2005 con Mercedes Morán como Hammes, cuyo nombre fue alterado a «Graciela Hammer» en la pantalla.

Hammes fue recapturada esta mañana mientras caminaba por la calle Córdoba al 2500 en Olivos, en el norte del conurbano bonaerense. El operativo fue realizado por efectivos de la DDI San Isidro.

La mujer utilizaba un nombre falso. Ante las autoridades dijo ser Marcela Beatriz Robledo. El trabajo de la Policía Científica comprobó su verdadera identidad.

La impactante historia del crimen que la sentenció se inició el 8 de junio de 1998, en la localidad de Benavidez, en Tigre. Aquel día varios sujetos redujeron a golpes a Ortega -por entonces de 46 años, trabajaba como custodio de empresas de carga- y lo subieron a su automóvil Fiat 600. Finalmente incendiaron el vehículo con la víctima en su interior.

El hombre fue hallado completamente carbonizado cerca de las 6:30 de la mañana. Fue la mujer quien lo reconoció por tres objetos: «el anillo de casamiento, el reloj y una cadenita», relata una crónica contemporánea de Página 12.

La investigación policial permitió descubrir que el grupo de atacantes era comandado por Hammes: había decidido asesinar a su esposo para cobrar un seguro de vida de 100.000 pesos.

Para llegar a la hipótesis hubo dos indicios que la inculparon: por un lado, ella ocultaba con guantes sus manos quemadas, lo que delató su participación en el hecho.Mercedes Morán como Graciela Hammes (Imagen de TV)

Por otra parte, la mujer, que había contado que el día del crimen su marido salió decidido a vender el auto por estar agobiado por problemas económicos, había fraguado la firma del hombre en la póliza de seguro que la tenía como beneficiaria.

La imputada fue condenada en 2000. Recibió la pena de prisión perpetua. La Sala I de la Cámara de San Isidro -integrada por los jueces Juan Carlos Fugaretta, Fernando Maroto y Roberto Borserini- la encontró responsable de «homicidio calificado agravado por el vínculo, con alevosía y con concurso premeditado con dos o más personas».

Hammes estuvo alojada en el penal de Los Hornos. No obstante, en 2005 se fugó. Escapó luego de que su abogado consiguiera un permiso para que la presidiaria pudiera salir de la cárcel, con motivo de visitar a su madre enferma.

Por el caso, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires ofreció en 2015 una recompensa de hasta 150.000 pesos para quien pudiera aportar datos que permitieran su detención.