Tensión en Corea: Estados Unidos exhibió todo su poderío aéreo cerca de los dominios de Kim Jong-un

Las fuerzas aéreas de Estados Unidos y Corea del Sur iniciaron este lunes un ejercicio aéreo de gran escala en la península, apenas una semana después de que Pyongynag anunciara el lanzamiento exitososde su más mortífero misil balístico, con la capacidad de atacar Washington.

Las maniobras anuales, llamadas Vigilant Ace (As vigilante), continuarán hasta el viernes y en esta oportunidad incluirán a los más modernos y eficaces aparatos en el arsenal de Estados Unidos, como el F-35 Lightning II, los F-22 Raptor y otras 230 aeronaves.

Rápidamente Corea del Norte acusó a los ejercicios de ser una provocación que empujaban a la región hacia la guerra.

El Lightning II, fabricado por Lockheed Martin, voló por primera vez en 2006 y su versión naval entró en servicio en 2015. Un año después hizo lo mismo el modelo destinado a la Fuerza Aérea.
Se trata de un avanzado caza furtivo, es decir con cierta capacidad para evadir radares, con una velocidad de 1.930 kilómetros por hora y una altitud máxima de 15.240 metros. Puede llevar una enorme variedad de armas y las capacidades de su aviónica, sus sistemas electrónicos específicos, aún permanecen como un secreto.
El F-35 tomó muchos elementos y es de alguna manera una plataforma más eficiente y simplificada de su antecesor, el F-22 Raptor que también participó de los ejercicios. Ha sido desarrollado en tres modelos: el A, el más convencional y destinado a la Fuerza Aérea; el B, con la capacidad de aterrizaje y despegue vertical diseñado para el Cuerpo de Marines; y el C, adaptado para operar desde un portaaviones y pensado para la Marina.