Santa Fe: una mujer destruyó una góndola de vinos tras ser despedida de un supermercado

"Lamentablemente en ese momento me cegó el enojo", explicó luego la mujer en un texto difundido en redes.

Luego ser despedida de un supermercado en la ciudad santafesina de Rafaela, Evelin Roldán le reclamó a sus empleadores una explicación. Ante la negativa de sus exjefes, la mujer de 25 años se enfureció y destrozó la góndola de vinos. La escena de ira, con el piso regado de vino y decenas botellas rotas, quedó registrada en un video que se viralizó en redes sociales.

En un descargo publicado en sus redes sociales con posterioridad, Evelin señaló que el video fue editado a conveniencia de los dueños del comercio «Apolo» y los acusó de difundir «información incompleta». En la primera parte del video, señala, hubo una conversación «cara a cara» con su exjefe. «Recibiendo un despido, sin justificación, ignorándome y corriéndome del lugar sin querer darme al menos una razón», agregó.

En su relato, reconoció que en ese momento estuvo cegada por el enojo, pero remarcó que llegó a ese punto por los constantes maltratos, retos y «manotazos» recibidos durante su paso como empleada del local bajo la amenaza de perder el trabajo. «Las injusticias a veces no se ven del otro lado, y a mí me jugaron en contra todas esas cosas al momento de reaccionar», lamentó.

Además, la joven contó que tuvo que pagar los destrozos causados «como la ley así lo decidió», pero insistió nuevamente con los destratos recibidos por sus empleadores. «A mí quien me reconoce el tiempo invertido, mi dignidad, mis ganas de salir adelante, te largan así, con una mano atrás y otra adelante, de un día para el otro, sin siquiera darte razones, una explicación, una disculpa al menos», protestó.

«Quería que la gente que vio el video y opinó sin saber, sepan que detrás de tan grande brote nervioso hay muchas cosas», remarcó Evelin para explicar su reacción.

En el caso intervino el Comando Radioeléctrico, que llegó al lugar a los pocos minutos. La mujer fue trasladada primero a la Comisaría 13 y luego a la Alcaidía local. Por su parte, la mujer adelantó que seguirá «el camino legal, como corresponde» para buscar justicia en el caso.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*