Reclamos por el coronavirus en las cárceles: ya son cuatro los muertos tras los motines en Santa Fe

El secretario de Asuntos Penales y Penitenciarios de Santa Fe, Walter Gálvez, confirmó este martes la muerte de dos presos en la cárcel de Las Flores. De esta manera ascienden a cuatro las víctimas fatales de los motines que se desataron este lunes en ese penal de la capital provincial como en Coronda, a partir del reclamo de los detenidos por mayores medidas de seguridad e higiene por temor al coronavirus

El funcionario del Ministerio de Gobierno descartó fugas y planteó que hubo «un aprovechamiento de la situación» que se vive frente a la epidemia de coronavirus. Aunque reconoció que otra parte del conflicto obedece a la suspensión de visitas como medida sanitaria preventiva, remarcó que las protestas se activaron «en forma casi conjunta«, lo que para el Ejecutivo «no es un dato menor».

Acompañado por el ministro de Seguridad, Marcelo Sain, Gálvez estuvo trabajando hasta la madrugada para normalizar el funcionamiento dentro de la Unidad Penitenciaria 2 en la ciudad de Santa Fe. En diálogo con LT10 consideró que la intervención de los penitenciarios junto a la Tropa de Operaciones Especiales de la policía en dicho establecimiento «fue muy acertada porque no hubo bajas ni heridos en ninguna formación».

Más temprano ya se había controlado la situación en Coronda, unos 50 kilómetros al sur, y el fiscal Marcelo Nessier fue designado para investigar la revuelta que allí concluyó con la muerte de un preso de 22 años.

El funcionario perteneciente al Ministerio de Gobierno remarcó que el motín en Las Flores «fue mucho más importante» que el registrado en la cabecera del departamento San Jerónimo. En el primer penal había a primera hora del martes dos muertes confirmadas y otros dos heridos graves. «Todo provocado por reyertas entre los internos», enfatizó a la hora de repasar el cuadro de situación. A modo de comparación indicó que en Coronda los sectores afectados no alojaban a más de 300 personas sobre una población de 1.400, mientras que en la capital provincial los incidentes involucraron a 700 de los 1.200 detenidos.

«Todo el perímetro estaba cercado y custodiado por la TOE e Infantería. No hubo toma de rehenes ni fugas», reiteró Gálvez a la espera del recuento definitivo en cada unidad. En el caso de Coronda, aclaró que debían esperar al amanecer porque los destrozos incluyeron la instalación eléctrica. En Las Flores, como ejemplo del daño ocasionado, mencionó que los presos «saquearon» la farmacia y expresó: «Es penoso ver cómo quedó».

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) informaron que el fiscal Sebastián Szeifert empezó a investigar el motín en la ciudad de Santa Fe. Sin embargo, está prevista la intervención de su colega Ana Laura Gioria en caso de constatar que alguno de los internos fallecidos haya sido víctima de un homicidio doloso.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*