Rancul 2030: primer taller de diagnóstico participativo

En el Marco del Plan Base de Desarrollo Local y Ordenamiento Territorial “Rancul 2030”, el subsecretario de Desarrollo Territorial, Gabriel Reiter, junto a su equipo técnico, coordinaron el primer Taller de Diagnóstico Participativo en dicha localidad.
La actividad, realizada ayer, contó con la participación del intendente Municipal, Horacio Castro, concejales locales, representantes de instituciones, empresarios, funcionarios y técnicos de la Municipalidad.
El desarrollo local es un proceso concertado de construcción de capacidades y derechos ciudadanos en ámbitos territoriales a escala local. Desde este enfoque, los municipios deben constituirse en unidades de planificación, de diseño de estrategias y proyectos de desarrollo con base a los recursos, necesidades e iniciativas locales.
Por otra parte, el Ordenamiento Territorial es un proceso político-técnico-administrativo orientado a la organización, planificación y gestión del uso y ocupación del territorio, en función de las características biofísicas, culturales, socioeconómicas y político-institucionales.
La construcción de herramientas de desarrollo y ordenamiento desde estos enfoques debe ser necesariamente de manera participativa, basándose en objetivos explícitos que propicien el uso inteligente y justo del territorio, aprovechando oportunidades, reduciendo riesgos, protegiendo los recursos en el corto, mediano y largo plazo y repartiendo de forma racional los costos y beneficios del uso territorial entre los usuarios del mismo.
El Taller Participativo permitió a los actores locales interiorizarse sobre los objetivos del Plan y contribuir activamente a la elaboración del diagnóstico territorial, en el cual se ven reflejadas las diferentes problemáticas y desafíos que afronta hoy la localidad.
A través del trabajo conjunto y del debate entre vecinos, Municipio y Provincia, se construyó la matriz FODA que sintetiza las fortalezas, oportunidades, debilidades, amenazas a las cuales se enfrenta Rancul. La correcta identificación de las mismas es fundamental para el posterior diseño de estrategias y directrices de desarrollo y ordenamiento territorial.
El Plan Base de Desarrollo Local y Ordenamiento Territorial propone diferentes instancias de participación en cada una de las fases de su elaboración permitiéndoles a los ciudadanos tener una influencia efectiva sobre las ideas desarrolladas y las decisiones a tomar.