Qué es la violencia económica, la razón por la que Zuvic denunció a su exmarido

La referente de Cambiemos, Mariana Zuvic, se separó de su esposo y senador por Santa Cruz, Eduardo Costa, a quien denunció por violencia económica.

Días atrás, cuando el distanciamiento de la pareja no había llegado a los medios, Zuvic dio indicios en sus redes sociales, donde publicó un video sobre el tema. “La #ViolenciaEconómica no discrimina. De manera silenciosa podemos ser víctimas”, escribió en el posteo que acompañó con el hashtag #JuntasPodemos.

Si bien se conocía que la pareja ya había interpuesto a sus abogados para resolver su divorcio, este jueves, la referente oficialista confirmó a La Nación su demanda por violencia económica

De acuerdo a las Naciones Unidas, la violencia económica o patrimonial consiste en privar a la mujer de los medios económicos de subsistencia para ella y sus hijos o en afectarla patrimonialmente.

A nivel internacional, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), establece que «el derecho de la mujer a la propiedad, la administración y la disposición de los bienes es fundamental para que pueda tener independencia económica y en muchos países será de crítica importancia para que pueda ganarse la vida y tener una vivienda y alimentación adecuadas para ella y para su familia».

En tanto, a nivel nacional la ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres la define como el «menoscabo en los recursos económicos o patrimoniales de la mujer», a través de la sustracción, limitación o el control.

«En la práctica, son mucho más conocidas las violencias psicológica, sexual y física porque son más concretas. Pero justamente, la violencia económica al ser la más silenciosa, es una de las más comunes», explicó a PERFIL la abogada Claudia Leaños.

En este sentido, la letrada manifestó que, por esa razón, también es la más difícil de demostrar. «A los tribunales todavía les cuesta la toma de conciencia en este sentido. Muchos todavía no tienen trabajada la perspectiva de género. Pero es muy fácil ver lo que sucede en estos casos. Las víctimas tienen historias muy similares: son mujeres que se fueron aislando, que renunciaron a proyectos personales y terminan dependiendo de sus parejas. Cuando quieren romper el circuito, se dan cuenta de que no tienen ni para pagar la sube», explicó.

Si bien Zuvic, prefirió no da detalles de su separación y los motivos de su denuncia, este jueves su hermana Rosaura publicó también redes sociales un texto en el que denuncia la violencia económica, sin nombrarla.

«Cuando el hombre es el sostén de hogar se cree que es quien debe administrar los bienes y el dinero. Como si la mujer fuera una especie de empleada, le tiene que pedir (pedir???) dinero todos los meses. Una pareja/matrimonio es una sociedad conyugal, los bienes son de ambos independientemente de quien los genere», dice el tuit.

Zuvic y Costa tienen hijos: Carlos y Felicitas, que será uno de los tantos puntos a resolver, como también la división de bienes. Es que Costa es un poderoso empresario en Santa Cruz, dueño de la cadena de supermercados Hipertehuelche, la más grande de la provincia, con sucursales también en Chubut, Río Negro, Buenos Aires (Bahía Blanca), La Pampa (Santa Rosa) y Tierra del Fuego (Río Grande).

Por estos tiempos, Costa cumple su mandato como senador nacional por Santa Cruz, luego de ser electo en 2017, y transita su cuarta postulación a gobernador por el Frente «Nueva Santa Cruz».

Por su parte, Zuvic enfrenta una querella junto a Carrió y Paula Oliveto, en el marco de la causa por extorsión y espionaje ilegal que lleva adelante contra el falso abogado Marcelo D’Alessio, y que investiga el juez federal Alejo Ramos Padilla. La denuncia a las integrantes de la CC fue presentada por el exembajador ante el Vaticano, Eduardo Valdés, quien las acusa de los delitos de violación a la ley de inteligencia, encubrimiento agravado y violación de secreto.

En una entrevista que brindó en 2017 a Clarín, Zuvic había asegurado que no le «molestaba» que la llamaran «millonaria» porque «no es verdad» y habló sobre Costa: «Él tiene una muy buena posición económica, pero mi situación es totalmente distinta. Yo no estoy casada, no uso tarjeta de crédito, no tengo bienes personales. Yo soy libre».

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*