Policía mató a mil en un año; siguen protestas en EU

En 2019, la policía de Estados Unidos asesinó a 1,004 personas, de acuerdo con el sitio de contabilización y análisis Statista.

Esto equivale a un asesinato cada tercer día a manos de uniformados.

Los últimos días, se reportaron protestas en casi 40 ciudades, para repudiar el asesinato de George Floyd a manos de la policía, en Minneapolis.

Ciudadanos de Atlanta, Los Ángeles y Nueva York, entre otras, se unieron a las movilizaciones para rechazar la violencia contra esa comunidad.

De las víctimas de 2019, 235 son afroamericanos y 223 blancos.

Sin embargo, la población afroamericana en el país es de 14 por ciento, mientras que la blanca es de 61.1 por ciento.

Cada semana en lo que va de este año policías estadunidenses han matado a sospechosos negros en Estados Unidos, de acuerdo con estadísticas nacionales.

La historia no se ha repetido solamente del 2017 a la fecha.

Se trata de una tendencia de décadas y es muy desproporcional.

Desde enero del 2015 a la fecha, policías estadunidenses han matado a 1,252 sospechosos negros, y a dos mil 385 blancos.

En números aislados la cifra de blancos que ha matado la policía es mayor, pero no en proporción.

Los policías han matado desde el 2015 a 30 de cada millón de estadunidenses negros, y a sólo 12 por cada millón de blancos.

Además de la marcada desproporción, está la diferencia del trato policiaco.

Este mes sujetos blancos armados tomaron palacios estatales de gobierno para exigir que terminen las medidas contra la pandemia y ninguna autoridad siquiera los sancionó o los contuvo.

En cambio a George Floyd lo mataron sin oponer resistencia, esposado por la espalda y sometido por tres policías hincados sobre él, uno de los agentes sobre el cuello que durante casi nueve minutos le dificultó e impidió respirar.

George Floyd sólo era sospechoso de tener un billete de 20 dólares que a una cajera le pareció que podría ser falso.

Esta historia es parecida a la tortura a golpes que cuatro policías de Los Ángeles  le propinaron a Rodney King en 1991. En esa ocasión también un video captó la agresión y al publicarse generó furia de residentes de la ciudad californiana.

Al respecto, la organización Amnistía Internacional (AI) informó que el caso George Floyd está lejos de ser aislado y tan sólo en las últimas semanas se han registrado otros casos conocidos de muertes de negros tanto en manos de oficiales como de civiles.

“La muerte de George Floyd se produce a raíz de una serie de actos de violencia racista contra los afroamericanos que ilustran niveles asombrosos de violencia y discriminación en los Estados Unidos”, informó AI.

Los incidentes recientes incluyen “el asesinato de un hombre negro que estaba corriendo, Ahmaud Arbery; el asesinato de Breonna Taylor, una mujer negra que estaba durmiendo en su departamento cuando la policía abrió fuego contra ella, y muchos más”. 

Amnistía Internacional declaró que “la policía comete violaciones de los derechos humanos a un ritmo sorprendentemente frecuente, particularmente contra las minorías raciales y étnicas, y especialmente los afroamericanos”.

Llevan a Trump a búnker

WASHINGTON.— El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue resguardado en el búnker subterráneo de la Casa Blanca durante las protestas, reportó ayer la cadena CNN.

El mandatario permaneció resguardado durante cerca de una hora. No está claro si su esposa Melania y su hijo Barron fueron protegidos.

Esto ocurrió durante la ola de protestas por la muerte del afroamericano George Floyd, a manos de un policía.

En este contexto, Robert O’Brien, asesor de seguridad de la Casa Blanca, aseguró que no existe racismo sistemático entre los policías del país.

En entrevista con CNN, el funcionario aseguró que la violencia racial es ejercida sólo por “algunas manzanas podridas”.

Ola de arrestos 

Desde que iniciaron las protestas en homenaje a George Floyd, asesinado a manos de la policía de Estados Unidos, un total de cuatro mil 100 personas han sido detenidas.

Además, Washington DC determinó toque de queda desde ayer a las 23:00 horas (tiempo local) a las 6:00 horas de hoy)

Decenas de personas se manifestaron cerca de la Casa Blanca, donde fueron desplegados agentes para contener a los manifestantes. Según Fox News, los manifestantes incendieron el sótano de una iglesia.

Ante eso, el presidente Donald Trump felicitó a los miembros de la Guardia Nacional por su labor contra los manifestantes.

Además, calificó de “terrorista” a la organización Antifa, que presuntamente los convoca.

En su cuenta de Twitter, aseguró que se debió desplegar aun antes a la Guardia Nacional para evitar que crecieran los disturbios durante las manifestaciones.

Trump señaló a los gobernadores demócratas que deben apreciar el trabajo de ese cuerpo de seguridad contra de los “radicales de izquierda”.

Tres meses antes del homicidio de Floyd, Ahmaud Arbery fue asesinado a tiros mientras trotaba en Georgia. Un mes antes, Breonna Taylor fue baleada en la puerta de su casa tras negarse a un cateo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*