“Para la Iglesia Católica los abusos sexuales no son graves»

Desde hace años investiga los casos de abuso sexual infantil en instituciones religiosas para reunir la información en un libro. Aquí, reflexiona sobre cómo la jerarquía eclesiástica sostiene prácticas de ocultamiento ante las denuncias, y por qué.

“Para la Iglesia Católica los abusos sexuales que cometen los curas no son un tema grave”, afirma el ex sacerdote Adrián Vitali, al reflexionar sobre la catarata de casos que se conocen en la Argentina y en otros países, en una semana en la que el foco estuvo en el fallo contra los religiosos pedófilos Horacio Corbacho y Nicola Corradi, condenados a 42 y 45 años de cárcel, por los aberrantes delitos cometidos contra niños y niñas sordomudos e hipoacúsicos, alumnos del Instituto Antonio Próvolo, de Mendoza. 

Vitali es una voz disidente dentro de la Iglesia Católica. Fue cura en Córdoba. Dejó los hábitos luego de que la mujer con la que había iniciado una relación amorosa quedó embarazada. Pero antes, la jerarquía católica le ofreció mandarlo a otro destino y que la Iglesia se hiciera cargo de la manutención de la criatura si renunciaba a su paternidad. Desde hace varios años investiga los casos de abuso sexual infantil en instituciones religiosas, con vistas a plasmar sus apuntes en un libro. En diálogo con Página/12, se refirió a las icas de ocultamiento de los casos de abuso sexual por parte de la jerarquía católica, que siguen vigentes.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*