No se mueven del hospital La eterna vigilia de los padres del turista sueco que perdió una pierna en un robo

Les regalaron un banderín de Boca y le prometieron conocer la Bombonera. “Christoffer está mejor y de buen humor”, cuentan.

«Christoffer está mejor y de buen humor”, dice Anita Persson Gyllesnston, la mamá del turista sueco que sufrió la amputación de una pierna tras ser baleado en un robo. A diferencia del jueves, cuando llegaron al país con su hijo internado en terapia intensiva, este sábado en la cara de los padres había señales de alivio y lugar para alguna sonrisa. La familia no se mueve del Hospital Argerich, donde llevan adelante una vigilia permanente para estar el mayor tiempo posible con Christoffer.

Mientras tanto, los investigadores trabajan en poder identificar a los ladrones que participaron del asalto al desarrollador informático, cometido el domingo a las 23.20 en Tacuarí y Venezuela. La víctima caminaba con su esposa, con quien viajó a Argentina para pasar las fiestas. Ya saben que eran tres: uno de ellos bajó armado -y cubierto con una gorra- y dos cómplices esperaron en el Peugeot 207 gris plata, en el que escaparon.Christoffer Persson (36) y su mujer, María Izzo. Viajaron a Argentina para pasar las fiestas.

El auto se habría dirigido hacia el sur, de acuerdo al recorrido que se pudo reconstruir con otras filmaciones. Ahora están intentando mejorar la imagen del video del asalto grabado por una cámara de seguridad de la zona para identificar el número de patente.

Uno de los testigos del asalto le dijo a la Policía que el asaltante que baleó a Christoffer sería de nacionalidad peruana y tendría alrededor de 20 años. “No hay ningún otro sustento sobre eso más que esa declaración, que puede ser errada”, dijo un vocero del caso a Clarín.

A los investigadores les llama la atención la modalidad del ataque, en una zona donde aseguran que ese tipo de hechos no es frecuente. “Tampoco es común un robo de ese tipo en esa zona. Parece más una situación de tres delincuentes que salieron a otra cosa, vieron a la víctima con el celular, quisieron aprovechar la oportunidad y en el forcejeo se escapó el tiro. Porque tampoco le tiro. Porque tampoco le terminó sacando el teléfono cuando escapó”, dijo una fuente de la investigación.

Este viernes, Christoffer recibió la visita del vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, que también está a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad tras la salida de Martín Ocampo. Según pudo saber Clarín, Santilli fue a “ponerse a disposición” de Christoffer y su familia. “Él se mostró muy conforme y agradecido con los policías y los médicos que lo atendieron y es sorprendente la actitud positiva de Christoffer, a pesar de lo que le tocó vivir”, dijo un funcionario.