«Necesito sinceramente que me den una mano», dijo la empleada de las víctimas del doble crimen

La mujer de 64 años, quien estuvo casi 13 días detenida acusada de ser la “entregadora” del doble crimen, pidió ayuda porque su situación económica “está muy difícil".

María Ninfa “Nina” Acosta, la empleada de las víctimas que estuvo casi 13 días detenida acusada de ser la “entregadora” del doble crimen de Vicente López, pidió esta noche que le den “una mano” porque su situación económica “está muy difícil», al tiempo que aseguró que le “va a costar mucho” superar lo vivido y que no duerme por la noche.

La mujer, de 64 años, dialogó con Telenoche y señaló las dificultades económicas que atraviesa luego de haber quedado sin trabajo tras el doble crimen de sus empleadores, José Enrique Del Río (74) y su esposa María Mercedes Alonso (72), entre las que destacó que se le “vence el contrato” de alquiler y “no hay plata”.

“Está muy difícil para mí. Aparte, el trauma que tengo en la cabeza… ¿Quién me lo quita, quien me lo quita eso?”, manifestó “Nina”.

Por otro lado, explicó que ella es “el sostén” de su hogar y que sus hijos tienen sus familias y deben mantener a sus nietos.

“Necesito sinceramente que me den una mano, mis vecinos me están ayudando a full, pero ellos se van a cansar de mí”, expresó la mujer.

Por último, aseguró que le “va a costar mucho” salir adelante luego de haber encontrado asesinados a sus empleadores y de estar detenida, y que necesita un “psicólogo”.

“Así tan fácil no voy a salir de esto. No duermo, si duermo dos horas es mucho”, concluyó “Nina”.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*