La familia de Justina informó que el corazón de Abril Bogado no es compatible para ser trasplantado

Los padres de Abril habían decidido donar los órganos de la pequeña, que murió en medio de un intento de robo

La familia de Abril Bogado, la nena de 12 años que murió al ser baleada en un intento de robo, decidió donar sus órganos para intentar ayudar a Justina Lo Cane, que espera un trasplante de corazón desde hace algunos meses.

El gesto de los padres de Bogado, en medio del dolor por la pérdida, sorprendió y conmovió. Sin embargo, pese a la esperanza, el papá de Justina, Ezequiel, confirmó que el corazón de Abril no es compatible con el de su hija. “Habrá que seguir esperando. La lucha sigue”, lanzó.

“Es maravilloso el ejemplo de la familia que en el dolor donó los órganos. Hoy hicimos un corazonazo en la puerta del INCUCAI para incentivar a la gente para que se anoten y sean donantes”, agregó.

Este mediodía, el papá de Justina explicó cómo es el proceso de donación de órganos y los estudios para determinar la compatibilidad:

Aclaración importante 

Fuentes del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires informaron que los médicos que atendieron a Abril “no pudieron ni siquiera plantearle a la familia de la nena la posibilidad de donar sus órganos, ya que no se encontraba en condiciones, por lo que no se pudo cumplimentar el protocolo y dar intervención a CUCAIBA (Centro Unico Coordinador de Ablación e Implante de la Provincia de Buenos Aires)”.

Desde el CUCAIBA se agregó que ayer el equipo del Servicio Provincial de Procuración concurrió al hospital de Niños Sor María Ludovica, donde estaba la niña de 12 años, para su evaluación neurológica. Los profesionales explicaron que “no se pudo llevar a cabo el protocolo de diagnóstico de muerte bajo criterios neurológicos dada la inestabilidad hemodinámica de la niña, hecho que la llevó a un paro cardíaco irreversible, circunstancia que imposibilita la donación de órganos”.