Iba a pelear con Joshua, lo suspendieron por doping y tres años después vuelve en Argentina: «Es un nuevo comienzo»

El estadounidense Jarrell Miller, quien estuvo a nada de disputar los títulos mundiales pesado en 2019, regresa a la actividad: se medirá con Bracamonte, en el Casino de Buenos Aires, este jueves.

El evento Knock Out a las Drogas, con doble jornada este jueves y viernes en el Casino de Buenos Aires, contará con presencia de boxeadores extranjeros. Uno de ellos, nada menos que Jarrell Miller (23-0-1/ 20), el invicto pesado estadounidense que en 2019 estuvo a nada de pelear por el título mundial, fue suspendido por doping y ahora, a tres años y medio de su último combate profesional, volverá a subir a un ring ¡en Argentina! 

«Me siento genial. Es un nuevo comienzo, con cosas diferentes en mi vida. Es un paso en la dirección correcta. Estoy listo», expresó el gigante de 155 kilos en diálogo con TyCSports.com. A su vez, destacó que pocos peleadores regresan a la actividad tras pasar por escenarios complejos como el de suspensiones por doping y dejó en claro cuál es su principal objetivo: «Intentar convertirme en el campeón mundial pesado indiscutido. Todos saben cuál es el verdadero Big Baby. Estoy listo para demostrarle al mundo de nuevo».

El controversial historial de Jarrell Miller 

Big Baby, como lo conocen, desperdició su gran chance en 2019: iba a enfrentarse a Anthony Joshua, por los títulos mundiales AMB, FIB y OMB pesados, en el mítico Madison Square Garden de Nueva York. Sin embargo, a pocas semanas dio positivo por doping. Andy Ruiz Jr le debe la vida: fue su reemplazante y sorprendió al mundo al destronar al británico por nocaut técnico en el séptimo round.

Al año siguiente, firmó un contrato con la promotora Top Rank: iba a volver al ring frente a Jerry Forrest, pero volvió a dar positivo por una sustancia prohibida en junio de 2020. Unos meses después, aseguró que fue por una pastilla para el rendimiento sexual. Más allá de eso, la Comisión Atlética de Nevada lo suspendió hasta junio de 2022. «Lidié con lo que tuve que lidiar y estoy listo para volver», afirmó Miller.

Jarrell Miller

La última pelea profesional de Miller fue el 17 de noviembre de 2018, en su victoria por KO4 ante Bodgan Dinu. A tres años y medio, vuelve a un ring, nada menos que en Argentina: se medirá con Ariel Bracamonte, en el Casino de Buenos Aires, en la primera noche del festival Knock Out a las Drogas. A sus 33 años, y lejos de su Brooklyn natal, intentará dar un primer paso para regresar a la elite del boxeo.

La experiencia de Jarrell Miller como compañero de Tyson Fury

Jarrell Miller ayudó como sparring a Tyson Fury para su pelea con Dillian Whyte, combate en el que el campeón mundial pesado del CMB retuvo su título al ganar por KOT6 en Wembley. «Ya habíamos hecho sparrings varias veces. Es un gran tipo, un gran campeón. Era algo que yo necesitaba. Fue un gran inicio de mi campamento, para saber cómo estaba«, expresó Bib Baby en diálogo con TyCSports.com.

A su vez, dejó en claro que compartir día a día con un campeón le sirvió para enfocarse en el futuro de su carrera. «Fue un gran entrenamiento. Lo que puedo decir del campo de entrenamiento con Tyson Fury es que estuvo a un nivel espiritual, de buenas energías, más que físico. Es algo que necesitaba, hablar con él, tener buenas conversaciones. Fue perfecto», afirmó.

Por último, se refirió a la posibilidad de que el Rey de los Gitanos cuelgue definitivamente los guantes, algo que anunció tras su último triunfo: «Dijo que se iba a retirar, pero el dinero habla… Quién dice que Joshua y los números correctos lleguen… No veo a nadie rechazando esa cantidad de dinero».

Jarrell Miller - Tyson Fury

El regreso de Jarrell Miller ¡en Argentina!

Jarrell Miller iba a regresar a la actividad en un combate en Las Vegas, en una velada de la promotora Triller, aunque todo quedó en la nada. «Desafortunadamente, tuvieron problemas para pagar servicios. Varias peleas se están cancelando en el estado últimamente», explicó. Fue ahí cuando lo contactaron desde la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) para participar de Knock Out a las Drogas.

«No importaba dónde. Dije: ‘Denme cualquier pelea’. La AMB tenía una gran pelea acá. Es para hablar, ayudar a chicos, gente con problemas de adicción, preocuparnos por las personas. Es la velada perfecta para volver. Queremos llegar a las jóvenes generaciones, ayudar a las personas a salir de las calles. La velada de la AMB es la plataforma perfecta para hacerlo, como también mi historia. Es increíble volver en esta velada», afirmó Big Baby.

Mientras se enfoca en su combate, Miller disfruta de sus días en el país. «La carne es muy rica, la gente es muy amigable, hay muchos lugares para visitar. Estoy muy relajado, feliz de estar acá», afirmó. Por otra parte, reconoce a Marcos «el Chino» Maidana como su boxeador argentino favorito. «Es un asesino», sentenció.

Jarrell Miller - Ariel Bracamonte

Ariel Bracamonte, el rival de Jarrell Miller en su regreso

El rival de Jarrell Miller será Ariel Esteban Bracamonte (11-7/ 6 KO). El Chiquito, de 29 años, viene de una derrota en su última presentación: cayó frente a Demsey McKean por puntos en ocho rounds, en el 02 Arena de Greenwich, Inglaterra. Big Baby confía en que será un primer paso hacia una nueva oportunidad por un cinturón. «No lo deseo: va a pasar. Va a llegar la chance por el título más adelante. Muchos están esperando una gran paga y no quieren enfrentarse. Voy a pelear con cualquiera, no me importa. Quiero volver a los rankings muy rápido», sentenció.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*