Gino Valentini, el viajero nómade que recorre La Pampa

(Eduardo Castex) – Gino Valentini se define en un «viajero nómade», que además se transformó en un youtuber que difunde el «turismo nacional». Hace «cuatro o cinco años que ando viajando como nómade, vivo arriba de la moto y allí tengo todo lo necesario para vivir», aseguró el entrevistado. Destacó que la pandemia provocó que «durante el último verano en la zona de los lagos de Río Negro y Neuquén me encuentre con muchísima gente que no pudo viajar al exterior y descubrió en Argentina bellezas que ni sabían que teníamos».

Valentini tomó notoriedad, en las últimas semanas, en las redes sociales porque estuvo visitando algunas localidades pampeanas, y difundió algunos trabajos audiovisuales mostrando los atractivos turísticos que visitó en territorio pampeano. Esto despertó el interés de conocer un poco más de este personaje que tiene 61 años, pero desde los 17 recorre el país, porque en el secundario en la materia de Geografía le despertó «curiosidad», que se potenció porque en aquellos tiempos «no había el material audiovisual al que hoy tienen acceso los chicos».

«Siempre fui un viajero. Y cuando terminé el secundario, agarré una mochila y viajé durante 17 meses. Después hice otra travesía en una moto vieja. Más tarde tuve un impasse y ahora desde hace ya varios años arranqué con todo y aprovecho las redes sociales que son tan importantes» para promocionar «el turismo nacional», relató.

-¿Económicamente cómo se sustenta y tiene contacto con su familia?

-Tengo algunos ahorros de mi vida laboral y también algunos ingresos por Youtube que me ayudan a cubrir el combustible y alguna estadía en hoteles. Pero, gasto menos que en mi casa porque compro solamente lo necesario porque en la moto no tengo alacena, y lo mismo me pasa con la ropa porque no tengo placard y llevó solamente lo que necesito. Cuando empezás a viajar, te empezás a dar cuenta que para vivir necesitás mucho menos de lo que te dicen que precisás en la sociedad de consumo.

Y es fundamental tener una estructura familiar que te lo permita, porque en mi caso tengo hijos con más de 30 años que están independizados y estamos en contacto permanente, pero las últimas fiestas de fin de año las pasé en Casa de Piedra porque pasaba por ahí. Y con mi hijo y su novia me encontré en el verano en la zona de Bariloche y El Bolsón y ahora cuando vaya para las Cataratas pasaré una semana por Mar del Plata para verlo.

Turismo nacional.

«Soy un viajero nómade, amante de nuestra patria y fanático del turismo nacional. La gente tiene que conocer hasta el último rincón de Argentina. Recorro el país y trato de mostrarlo de la mejor manera posible», aseguró este rionegrino de nacimiento, pero que vivió en Buenos Aires, Ushuaia, Córdoba, Mendoza, La Rioja y finalmente en Mar del Plata.

«¿Dónde tengo domicilio? Bueno, hace tres años hice el cambio de domicilio a la casa de un amigo en Las Grutas, y ahora tengo voy para allá porque tengo que renovar el carné de conducir, y después salgo para las Caratas y haré nuevamente el noroeste del país», relata -risueño- Valentini. Y aclara: «Igualmente si me buscás en Las Grutas, seguramente no me encontrarás».

Viaja en una moto chopera de 250 cc, a la cual ya le realizó más de 155 mil kilómetros, en este transitar donde solamente no piso territorio formoseño. «Sí, tenés razón, soy una buena publicidad para estos fabricantes. Pero, es una moto segura, cómoda y como no me gusta la velocidad porque no soy motero, no soy de encuentros de moto, ni nada de eso. Esta me anda bárbaro», destacó.

-¿Cómo atravesó la pandemia recorriendo el país en moto?

-La pandemia la atravesé viajando. Siempre había algún hotel abierto. En plena pandemia pasé por La Pampa y entré por Gobernador Duval. Estaban los puentes cerrados, pero había un espacio para pasar y pude entrar. Siempre me pude abastecer de combustible y alimentos sin ningún problema. Con barbijo y distanciamiento no tuve problemas, porque sinceramente no me agarré ni un resfrió.

-O sea que mantuvo la salud psicológica intacta sin tantas fake news…

-Estoy totalmente abstraído de la televisión. En la pandemia la gente miraba a ver quién ponía los números de muertos más grande, y eso hizo bastante daño. Una de las cosas más sanadoras que hay es el contacto con la naturaleza, porque no tengo recuerdos del último resfrío y acampo por todos lados con noches de 4 grados bajo cero.

-Y en esta recorrida por el país, ¿Cómo observa la realidad?

-Hace muchos años que no miro televisión y eso me dio una postura mental para no estar posicionado en un lugar (de la grieta). No estamos del todo bien, pero me parece que estamos en el camino correcto. Y vamos a salir adelante el día que nos sinceremos y seamos honestos, ya sea los políticos, los empresarios, los privados. A veces escuchás a gente que culpa a los gobiernos, pero cuando mirás el historial tienen gente (trabajando) en negro, evaden impuestos y eso es parte de las consecuencias que padecemos actualmente.

El youtuber.

«En la pandemia la gente dejó de mirar TV porque había mucha información que les hacía más daño que beneficios y eso hizo que los canales de Youtube hayan tenido un crecimiento importante», destacó.

En el canal de Youtube muestra los atractivos turísticos de las localidades que visita, y el interés de los seguidores le permitió comenzar a monetizar los contenidos, y esto le permite alcanzar ingresos económicos. «Hago un producto más teniendo a mostrar rutas y turismo, y tengo muchos seguidores», admitió.

-¿O sea que el interés de los seguidores por sus contenidos audiovisuales le permite obtener ingresos económicos?

-Sí, pero la gente no tiene idea del trabajo que lleva, porque dedico varias horas diarias a la edición. No es solamente filmar. Trato que la gente cuando ve el video sepa dónde estoy, ubicarlos en tiempo y espacio. Y subir los videos frescos, no pasar hoy por un pueblo y publicarlo en agosto. Me alcanza para monetarizar, y cubrir quizás el combustible y el alojamiento. Empecé para tener un archivo personal, pero la gente se empezó a enganchar, porque cuando ven que hacés algo serio, que tenga información de la localidad que dentro de cuatro años tendrá esa información.

Atracciones «increíbles».

«El Cucú no lo conocía y sí los dinosaurios pero no los había visitado. Es una obra magnífica y ojalá que los sigan manteniendo y mejorando para que eso esté cada día más lindo», destacó Valentino sobre las principales atracciones turísticas de Eduardo Castex.

Aseguró que cada provincia «tiene sus encantos». Muchos pueblos de La Pampa «están apuntando al turismo para que la gente los visite. Pasé por varios de ellos que me llamaron mucho la atención. En realidad recorrí 30 pueblos, y amo el paisaje pampeano, el oeste con esos caldenes, increíbles».

«Tengo invitaciones de pueblos pampeanos para noviembre y diciembre, porque en la ruta te vas haciendo de amigos. Incluso en La Pampa se difundieron mucho los videos y cuando iba llegando a los pueblos me tocaban bocina y hasta me invitaban a comer», destacó.

Fuente: La Arena.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*