Está preso por homicidio, pero podrá salir para hacer ejercicio porque es obeso

PUERTO MADRYN – Una jueza de esta ciudad autorizó a un hombre que está preso por un homicidio a balazos perpetrado en Puerto Madryn y que padece de «obesidad grave», a salir de la cárcel una vez por semana para realizar actividad física y cumplir su objetivo de bajar de peso. El preso, que tiene antecedentes de fuga, hará ejercicio bajo custodia policial «para evitar que se fugue».

Fuentes judiciales revelaron que la decisión fue adoptada por la jueza Patricia Asaro en beneficio del recluso Diego Matías Arévalo (28). El caso, que despertó una fuerte polémica en Chubut, trascendió esta semana.

A través de su defensora oficial Gladys del Balzo, el preso había solicitado el lunes a la jueza Asaro que le permita salir de la cárcel de Puerto Madryn cada viernes para trasladarse al Centro de Día de Trelew y realizar actividad física para poder bajar de peso y aumentar su masa muscular.