Elecciones en Bolivia: gana Evo Morales pero irá a segunda vuelta

Evo Morales está cerca de su cuarta reelección tras gobernar Bolivia por casi 14 años: los primeros resultados publicados este domingo a las 20 horas (21 en Argentina) lo ubican como el vencedor en las reñidas elecciones, con más de 45% de los votos. Enfrente tuvo a una oposición fortalecida, liderada por el expresidente Carlos Mesa, que podría forzar una segunda vuelta por primera vez en 17 años, con 38%.

Según la Constitución boliviana, el candidato deberá sumar más del 50% de los votos para ganar las elecciones. En caso de que ninguno de los candidatos alcance la mitad más uno de los votos, o logre el 40% de los sufragios válidos con una ventaja de 10 puntos sobre el segundo, los dos primeros más votados deberán ir a un balotaje el próximo 15 de diciembre.

La jornada electoral boliviana concluyó en calma la tarde de este domingo en unos reñidos comicios en los que los bolivianos debían definir si prolongan hasta 2025 el mandato de Morales. Tras el cierre de centros de votación, el vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral, Antonio Costas, dijo que hubo «una concurrencia importante de la ciudadanía» y celebró que el comicio haya transcurrido «con tranquilidad.

Para conseguir la reelección, Morales endureció su discurso su discurso recientemente, alertando de las consecuencias de un cambio de Gobierno. «Votar por la derecha es votar para que vuelva el Fondo Monetario Internacional. Donde ha vuelto el FMI, como en Argentina, ha crecido la pobreza y desigualdad. Imagínense lo que está viviendo Ecuador, otra vez ‘paquetazo’ del FMI.

Lamento mucho que algunos gobiernos y presidentes se sometan a esos organismos financieros que representan al sistema capitalista», advirtió durante un acto de campaña.

Carlos Mesa Gisbert (de 66 años) fue presidente durante dos años a principios de los años 2000. «El pueblo de Bolivia va a hacer historia enfrentando a la maquinaria política más poderosa, más arbitraria, más autoritaria que se ha construido. Vamos a ganar porque creemos en la democracia y le vamos a dar una lección de democracia al caudillo que se cree insustituible», defendió.

Este domingo Mesa manifestó sus temores de fraude. «No confío en la transparencia del proceso, el Tribunal Supremo Electoral nos ha demostrado que es un brazo operativo del gobierno, nuestra desconfianza es muy alta», dijo después de emitir su voto.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*