El senado aprobó una licencia de seis meses para José Alperovich tras la denuncia de violación de su sobrina

Luego de que este miércoles por la mañana el senador por Tucumán José Alperovich presentara formalmente su pedido de licencia de la Cámara alta tras la denuncia por violación que presentó su sobrina, el Senado la aprobó por mayoría.

Si bien Alperovich había anticipado que suspendería su actividad legislativa, el senador lo oficializó con una carta a Gabriela Michetti: “Tengo el honor de dirigirme a la Sra. Presidenta del H. Senado, a fin de ratificar expresamente mi solicitud de licencia, según la presentación que por mi expresa indicación realizara mi jefa de despacho, como también los términos de la nota adjunta a dicha presentación y en la que obra mi sello de Senador de la Nación, documentos que oportunamente no pude suscribir por hallarme de viaje”, reza el escueto mensaje.

Por la tarde, en el marco de la jura de los nuevos senadores, el recinto analizó el pedido de licencia del ex gobernador de Tucumán. En esa línea, el senador Luis Naidenoff, el presidente del interbloque Cambiemos fue quien pidió que Alperovich se tomara seis meses de licencia sin goce de sueldo, lo que fue aceptado por el flamante titular del bloque peronista, José Mayans. La propuesta fue votada a mano alzada y aprobada en el momento por una mayoría.

En su discurso, la legisladora Norma Durango leyó un comunicado difundido por la Banca de la Mujer de la Cámara alta en el que se asegura “nos revelamos contra la violencia sexual y la muerte de miles de mujeres y niñas. Asistimos conmovidas al relato de todas aquellas mujeres que están hablando de sus vidas, de sus dolores, de años de opresión en primera persona, poniéndole el cuerpo y palabra en todos los ámbitos, a relaciones de poder donde la supremacía del varón marca y somete; denigra y cosifica; vulnera y ultraja. Ya no nos callamos más, gritamos todas, y las historias se multiplican”.

En su presentación anterior, el senador había dicho que la licencia será por tiempo indeterminado y sin goce de sueldo. También se defendió de la acusación: “Como es de público conocimiento he sido víctima de denuncias promovidas en mi contra. La imputación es absolutamente falsa, lo cual demostraré, a la corta o a la larga, ante la Justicia. A fin de dedicar mi esfuerzo y mi tiempo a desbaratar la infamia, aclarar la verdad, y reparar mi honor, pediré licencia en mi honorable cargo”.

Su sobrina, que fue su asistente personal entre 2017 y 2019, lo acusó de haberla violado y abusado tanto en Tucumán como en Buenos Aires, donde ella lo acompañaba en los viajes laborales.

El legislador tucumano cuenta con inmunidad de arresto por los fueros parlamentarios que le conceden los artículos 68, 69 y 70 de la Constitución Nacional, que impiden a otros poderes del Estado “acusar, molestar y detener” a los representantes del Congreso por razones políticas.

Sin embargo, la Justicia puede investigarlo, citarlo a declarar y hasta condenarlo, aunque en caso de que un juez pidiera su encarcelamiento, la propia Cámara de Senadores debería sesionar para avalar su desafuero a través de una votación con mayoría simple (la mitad más uno de los presentes).

Durante la mañana, importantes figuras del bloque del Frente de Todos se expresaron al respecto en su llegada al Senado, donde hoy habrá jura de nuevos integrantes y posteriormente una sesión.

Quien más contundentemente opinó sobre lo sucedido fue Anabel Fernández Sagasti: «Siempre les creemos a las mujeres. Esto es algo que a todos los argentinos nos duele, en todos los ámbitos. Deberá demostrar él en la justicia qué es lo que sucedió; va a intentar demostrar su inocencia; nosotros esperamos que la justicia actúe lo más rápido posible.

Anabel Fernández Sagasti (Adrian Escandar/)

Por su parte, Jorge Taiana afirmó: “Es una denuncia muy grave. A mí siempre me sorprenden estas cosas porque no las puedo entender. Pero hay casos que existen y esta denuncia debe ser considerada con todo el respeto que se merece”.

En el mismo sentido habló Marcelo Fuentes: “Descalificar a una víctima sin que haya pruebas es una barbaridad, es doblemente victimizar, pero también creo en el derecho a defensa y que no hay que linchar ni ejecutar a nadie. Yo no hubiera dado el nombre de la víctima”.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*