El radicalismo se queda sin banca por primera vez desde el ’83

EN DOS MESES EL PJ SUMO 22.000 SUFRAGIOS MAS QUE EN LAS PASO

Mac Allister habló anoche en el local del PRO y no reconoció la derrota. Dijo que pelearán el recuento “voto por voto”. El radicalismo se queda sin banca por primera vez desde el ’83.
El Partido Justicialista pampeano se anotó ayer otro triunfo en una elección. Esta vez lo logró de manera agónica, luego de dar vuelta un resultado que parecía puesto y con un nombre que se convirtió en la figura de la cancha política: el gobernador Carlos Verna.
El PJ se impuso por una diferencia exigua a Cambiemos en una elección absolutamente polarizada y que deja el dato concreto de que los tres cargos de diputados nacionales que renovaba La Pampa quedaron en manos de Ariel Rauschenber y Melina Delú, por el justiciliasmo, y de Martín Maquieyra, por la fuerza que a nivel nacional lidera el presidente Mauricio Macri.
Esos resultados significan también un hecho histórico en la provincia porque por primera vez desde el ’83 (cuando se reinstauró la democracia en el país) la Unión Cívica Radical no tendrá un nombre propio en la Cámara baja del Congreso. Francisco Torroba deja su lugar en diciembre próximo y en su banca no habrá otro radical.
La incertidumbre dominó la escena electoral del domingo. Tanto desde el PJ como desde Cambiemos estuvieron cautelosos y cuando comenzaron a conocerse los primeros resultados pasaban de la alegría a la decepción según la mesa que se daba a conocer.
Y en ese escenario de paridad total fue el PJ el que con los números casi finales salió a festejar en la sede de la calle Yrigoyen, aún cuando en ese momento la diferencia era apenas de 70 votos. Del otro lado, en el local del PRO de la avenida Luro, esperaron hasta después de las 23 cuando Carlos Mac Allister salió a hablar y dijo que pelearán “voto a voto” un resultado que pusieron en duda. El actual Secretario de Deportes de la Nación no reconoció la derrota.
Al cierre de esta edición los cómputos oficiales en la web www.resultados.gob.ar le daban al PJ un total de 96.097 votos, con un porcentaje del 45,54%, contra 95.499 (45,26) de Cambiemos. Faltan dos mesas escrutar, es decir, los números son de 851 mesas de las 853 habilitadas.

Santa Rosa.
En cuanto a los votos por ciudad, el dato destacado fue el triunfo del PJ en Santa Rosa, donde el intendente Leandro Altolaguirre sacó un resultado negativo para su gestión ya que según lo dijo el propio jefe comunal cuando fue a votar, la de ayer fue una elección que plebiscitó su trabajo de casi dos años al frente del municipio.
En General Pico Maquieyra volvió a pisar fuerte y festejó en la ciudad de Verna mientras que en General Acha la victoria de Cambiemos fue más que contundente.
El otro dato que arrojó el comicio de medio término fue la pobre elección que hicieron las otras cuatro fuerzas que superaron el filtro de las primarias: Juan Carlos Passo, de Frente Progresista Pampeano, quedó en tercer lugar con apenas 7.209 votos (3,42 por ciento), cuarta quedó Ayelén Pilcic, de Izquierda al Frente por el Socialismo, con 4.264 votos (2,02%), muy cerca la otra fuerza de izquierda, el PTS con Claudia Lupardo alcanzó 4.055 (1,92%), y sexto el humanismo con Juan Esponda con 3.892 votos (1,84).

Verna.
El dato saliente de la elección fue el papel que jugó el gobernador. Verna modificó rotundamente su presencia respecto a la campaña previa en las PASO del 13 de agosto y “caminó” la provincia con el duro objetivo de remontar los 22 mil votos que Cambiemos le sacó al peronismo poco más de dos meses atrás.
Verna recorrió los pueblos, participó en actos, inauguró obras y se mostró junto a Rauschenberger (un candidato sin raigambre popular y de un perfil técnico que venía de las filas del jorgismo) en cuanto actividad pública pudo.
Así, Verna se anotó una gran victoria y se fortaleció en su pelea en el ámbito local, donde mide fuerzas con Mac Allister para las elecciones a gobernador de 2019, y en el ámbito nacional en su disputa con Macri, con quien mantiene un duro enfrentamiento.
Para el mandatario el triunfo en Santa Rosa también le significó una gran sonrisa, por eso en su discurso de anoche en la sede del partido expresó claramente su agradecimiento “a la militancia” de la capital pampeana.
A partir de ahora seguramente Verna redoblará su disputa con Macri, a quien permanentemente le reprocha la falta de obras para la provincia (sobre todos la falta de arreglo en las rutas nacionales luego de las inundaciones), el manejo de los fondos, la postura en los conflictos hídricos con Mendoza, la falta de financiación para la obra de los Daneses, los trabajos en el frenado nuevo hospital santarroseño; entre otros.

Macri.
Para Cambiemos, en tanto, el resultado significó un freno al enorme impulso que había tomado en agosto. La sorpresiva elección de Maquieyra en esa PASO desató la euforia macrista y por eso desde las usinas de medios porteñas afines al PRO se insistió en dar a La Pampa como de color amarillo.
Incluso el propio Macri vino unos días antes de la elección a un acto de campaña en el club Fortín de esta ciudad. El respaldo que le dio a Maquieyra esa noche no fue suficiente para mantener el mismo caudal de votos (el PJ obtuvo 22 mil sufragios más que en la elección pasada).
En cuanto a la estrategia de Cambiemos, durante la campaña no fue tan notoria la presencia de Mac Allister, un dato que para muchos no pasó desapercibido. Maquieyra cargó con todo el peso y en una elección tan reñida cada decisión finalmente tuvo gran repercusión en las urnas.

Cazanave, en la puerta del Congreso.
La reñida elección en la provincia, que aún mantiene un porcentaje de incertidumbre, movió el tablero de votos en favor de Melina Delú, la segunda candidata en la lista del PJ que encabezó Ariel Rauschenberger. La piquense entró a la Cámara de Diputados mientras que quien se quedó en la puerta fue María Gloria Cazanave.
La mujer oriunda de Victorica fue la compañera de fórmula de Martín Maquieyra y llegó a ese lugar gracias al sistema D’Hont que utilizó Cambiemos en la distribución de cargos. Cazanave fue la segunda de Martín Berhongaray en las PASO y como esa lista quedó en el segundo lugar puso a su candidata para el comicio de ayer.
María Laura Trapaglia había acompañado a Maquieyra en las primarias mientras que Patricia Testa estuvo junto a Francisco Torroba. El apoderado de la UCR y del Frente Cambiemos, Carlos González, había explicado que “siempre será una mujer la segunda en la lista, para respetar el cupo que exige a los partidos que una mujer ocupe un cargo electivo expectable (el cupo femenino)”.
Cazanave tocó la puerta del Congreso durante buena parte del domingo, pero finalmente la mayoría de votos favoreció al Partido Justicialista y la mujer pampeana que ocupará una banca es Melina Delú.

Cambiemos ganó en el bastión vernista.
La lista de Cambiemos que encabezó el actual diputado nacional Martín Maquieyra se impuso en General Pico, aunque por una diferencia mucho menor de la que había conseguido sobre el Partido Justicialista (PJ) en las elecciones PASO que se desarrollaron en el mes de agosto. El peronismo recuperó un caudal de más de 4.000 votos y el macrismo perdió poco más de 1.800 sufragios respecto a la elección anterior.
Mientras se esperaban los cómputos finales a nivel provincial y la diferencia entre las listas mayoritarias era de escasos centenares de votos, en la sede local de Cambiemos se adjudicaron el triunfo por medio punto, y consideraron como un logro “histórico” haber vencido al PJ en General Pico, ciudad considerada desde hace años como el bastión vernista. Además manifestaron que están dispuestos a disputarle la intendencia al vernismo en 2019.
Sin embargo, minutos más tarde, luego que Maquieyra junto al actual secretario de Deportes de la Nación, Javier “Colo” Mac Allister, se dirigieran a la militancia de Cambiemos, fue el PJ el que salió a las calles a iniciar los festejos con un caravana que recorrió el centro piquense y que terminó en la sede de la Unidad Básica, ubicada sobre la calle 17 entre 2 y 4.
Ayer la lista de Cambiemos obtuvo en General Pico un total de 17.027 votos, que significó el 44,1 por ciento. El segundo lugar lo ocupó el PJ, con 16.854 (43,7 por ciento). La diferencia fue de apenas 173 votos. La tercera fuerza fue la del Frente Progresista que lideró Juan Carlos Passo, que sumó 2.916 votos, los cuales representaron el 7,6 de los sufragios piquenses. Luego se ubicaron Ayelén Pilcic con 764 votos (2%), Juan Esponda con 528 (1,4%) y Claudia Lupardo con 491 (1,3%).

Diferencia menor.
Si bien la lista de Cambiemos volvió a vencer al PJ en General Pico, esta vez la diferencia fue mucho menor que la de hace dos meses. Con relación a las PASO, la lista liderada por Maquieyra perdió 1.826 votos y el PJ sumó 4.687 más que la vez pasada. Por esto, la brecha fue apenas de 173 votos.
Los comicios en la ciudad norteña se desarrollaron con normalidad, en las 15 escuelas en las cuales se dispusieron 144 mesas.
Uno de los primeros candidatos en emitir su voto fue Maquieyra, quien se refirió al robo de boletas en algunos puntos la provincia. Poco más tarde, Passo habló de lo mismo y el gobernador Carlos Verna, antes de ingresar a votar a Escuela 241, ayer a las 15.30, manifestó que los fiscales del PJ también habían notado el faltante y el robo de boletas.
Según se estima, en General Pico votó cerca del 80 por ciento del padrón electoral y entre las seis listas disponibles se sumaron 38.580 votos.

Triunfo “histórico”.
Mac Allister primero refirió que Cambiemos llevaba una diferencia de medio punto a favor, y destacó que “en cuatro años hemos construido una fuerza política que hoy le está peleando voto a voto al gobernador, que fue el candidato del oficialismo con toda la estructura y toda la fuerza económica que tiene la provincia, que fue puesto al servicio de la campaña”. Además consideró que fue una “elección histórica” en la provincia y dijo que en “La Pampa el cambio es irreversible”.
En tanto, Maquieyra se mostró muy contento, manifestó que habría que esperar al escrutinio definitivo y pese a la remontada del PJ en esta ciudad, respecto a los comicios anteriores, destacó el triunfo piquense.
“Es histórico que el PJ haya perdido en General Pico y que Cambiemos haya ganado. Tenemos que seguir contando voto a voto, seguramente habrá que esperar al escrutinio definitivo, nuestros resultados son esperanzadores. Es muy reñida la elección, una elección poco normal para los pampeanos, muy voto a voto, muy pareja”, sostuvo.
“Para nosotros es histórica porque nunca había perdido el PJ en Pico. Ya podemos pensar que Pico empieza a cambiar, no solo la provincia, también en 2019 podemos tener un intendente de distinto signo político, la elección de hoy también es esperanza”, indicó.
“Creo que se puso demasiado de recursos para la elección, hubo un acompañamiento muy fuerte del Estado y el propio gobernador que se puso la campaña al hombro, pero Pico no es de un partido, es de todos los piquenses y hoy se vistió de Cambiemos. Vamos a tener que esperar al escrutinio definitivo, vamos a tener que esperar una semana para saber el ganador definitivo”, agregó.
Por último manifestó que el resultado favorable más sorpresivo fue el logrado en General Acha, a la vez que destacó las elecciones que hizo Cambiemos en localidades como Quemú Quemú, Intendente Alvear y Realicó.

Resultado revertido.
Los candidatos del PJ, Melina Delú y Franco Robledo, segundo y tercero respectivamente en la lista que encabezó Ariel Rauschenberger, participaron de los festejos que se llevaron a cabo en la sede de la Unidad Básica de esta ciudad. Los candidatos del PJ, destacaron que se logró revertir los resultados de la PASO y pusieron a Pico como el artífice de este levantada.
“La diferencia es ajustada pero ganamos, y lo bueno es que pudimos revertir esa diferencia anterior. Fue muy reñida pero pudimos dar vuelta la situación de las PASO”, dijo Delú. En el mismo sentido, Robledo dijo que el PJ logró dar “vuelta una elección de 22 mil votos”.
“Dimos vuelta una elección de 22 mil votos, en la Pampa dijimos que es peronista, ese es el mensaje. Ahora nos toca ir al Congreso a defender los derechos con moral y con compromiso real. Vamos a festejar porque acá en Pico dimos vuelta una elección”, sostuvo.

Maquieyra se impuso en Acha.
Las elecciones legislativas se desarrollaron ayer con normalidad en los cinco establecimientos educativos de esta localidad. Se registró un pequeño incremento en el número de votantes, respecto a las PASO llevada a cabo en agosto, debido a que esta vez lo hizo aproximadamente el 77 por ciento del padrón habilitado.
Poco antes de las 20, en el bunker de Cambiemos, después de haberse escrutado la totalidad de las mesas, se estableció que Martín Maquieyra venció a Ariel Rauschenberger por un total de 4.527 (52,77%) a 3.096 (36,09%), lo que significó una diferencia de 1.431 votos. Se impuso en todas las escuelas, y solamente perdió en dos de las mesas.
En la Escuela 257, Cambiemos cosechó 654 votos y el candidato del PJ 436 votos; en la Escuela 11, Cambiemos obtuvo 1.235 votos contra 824 que tuvo el PJ. En la Escuela 177, Cambiemos ganó 936 a 642 votos; en la EPET 4, sucedió lo mismo, pero 672 a 451; y en la Escuela 145, Cambiemos obtuvo 654 y el PJ 436 sufragios.

El resto.
Muy atrás se ubicaron el Frente Progresista Pampeano, que llevaba como primer candidato a Juan Carlos Passo con 195 votos; Izquierda al Frente por el Socialismo, encabezada por Ayelén Pilcic con 175 votos; el Partido de los Trabajadores Socialistas, que postulaba como primer diputada a Claudia Lupardo con 133 votos; y el Partido Humanista, con Juan Pedro Esponda con 107 votos.
La mayoría de los vecinos prefirió votar por la mañana y en el transcurso de la siesta, toda vez que pasadas las 15 ya lo habían hecho el 56 por ciento del padrón electoral. El 22 por ciento restante, lo materializó entre las 16.30 y las 18.