El estado de Carlos Bilardo tras la operación a la que fue sometido por el síndrome de Carlos Salvador Bilardo

Carlos Salvador Bilardo fue operado en el Hospital Sagrada Familia por el doctor Mariano Pirozzo, neurocirujano formado en el Hospital de alta complejidad, El Cruce. El técnico campeón del mundo en 1986 con la selección argentina fue diagnosticado con hidrocefalia crónica del adulto (síndrome de Hakim-Adams) por una dilatación ventricular en el cerebro, y si bien mostró signos positivos de recuperación, debió ser intervenido quirúrgicamente.

La operación consistió en la colocación de la válvula ventriculoperitoneal por detrás de la oreja, que está conectada a un catéter. ¿Cómo funciona? La válvula regula la cantidad, la dirección de flujo y la presión del líquido cefalorraquídeo fuera de los ventrículos del cerebro. A medida que aumenta la presión del líquido cefalorraquídeo dentro del cerebro o en la columna vertebral, la válvula unidireccional se abre y el exceso de líquido se drena a otra parte del cuerpo. Con este procedimiento se ve una mejoría muy importante en algunos pacientes, aseguran los médicos.

Bilardo había ingresado al Fleni el jueves de la semana pasada, donde permaneció hasta este martes, cuando fue trasladado al Sagrada Familia, donde fue operado y permanece en cuidados intensivos.