De Vido denunció un «escrache fascista» y adelantó que no dejará la banca

El ex ministro de Planificación Federal durante el kirchnerismo y actual diputado nacional, Julio De Vido, aseguró que quienes impulsan su expulsión de la Cámara baja "buscan montar un escrache fascista a pocos días de las elecciones legislativas".

Julio De Vido, cuyo pedido de expulsión por «indignidad» trató el miércoles una comisión legislativa, aseguró que continuará realizando su trabajo en el Congreso de la Nación, luego de afirmar que «lo que se pretende llevar adelante» en su contra «es insanablemente nulo».

Así lo expresó en un mensaje que difundió a través de su cuenta en la red social Facebook, en el que, además, le endilgó la responsabilidad de lo sucedido en la Cámara de Diputados, donde el oficialismo y el Frente Renovador avanzaron en un acuerdo en el seno de la Comisión de Asuntos Constitucionales para su expulsión del cuerpo por «inhabilidad moral», al presidente Mauricio Macri, de quien dijo que partió «la instrucción».

Lo que ocurrió hoy en la Comisión de Asuntos Constitucionales evidencia que se trata de una maniobra arbitraria y carente de toda legalidad.

Agradezco la firmeza de de mis compañeros de bloque, quienes sostuvieron en forma contundente, con sobrados argumentos, que lo que busca fraguarse es una farsa, en abierta y grave violación de la Constitución Nacional.

Sin ninguna duda, esto es producto de la inaudita presión del presidente Macri y Carrió a la justicia. La secuencia se inició con el pedido del fiscal Stornelli, quien solicitó mi desafuero y detención, rechazado luego -prácticamente- in límine e incluso con una denuncia penal por el accionar de mismo. Ahora, en continuidad de la maniobra, buscan montar un escrache fascista a pocos días de las elecciones legislativas.

El reglamento de la Cámara de Diputados de la Nación no prevé ningún mecanismo para llevar adelante lo que se pretende, que claramente responde a una instrucción de Macri.

Tampoco se me cuestiona por hechos “sobrevinientes” a mi actuación como diputado, tal como establece con total claridad la Constitución Nacional en su artículo 66. Por lo tanto, todo lo que se pretende llevar adelante es insanablemente nulo, como expliqué en forma detallada en mi de denuncia e intimación, leída por la diputada Conti en la reunión de hoy de la Comisión de Asuntos Constitucionales.

Así como también manifesté que siempre me presenté cuando fui convocado por la justicia porque efectúo mis descargos y ejerzo mi defensa ante mis jueces naturales, que son los jueces de la Constitución.

Por lo tanto, voy a continuar realizando mi trabajo en el Congreso de la Nación, participando de las comisiones de las que formó parte como de los debates en el recinto. Todo lo hago en defensa no de mi dignidad personal sino de la del pueblo de la provincia de Buenos Aire, que me honró con su voto y al que voy a seguir representando con las mismas convicciones y responsabilidad con la que ejercí cada cargo que me tocó ocupar.