Coronavirus en Argentina: ¿se puede pedir delivery durante la cuarentena total y obligatoria?

Desde que se decretó el jueves la cuarentena obligatoria a nivel nacional, con el objetivo de contener la pandemia de coronavirus en la Argentina​ mediante el aislamiento social, se restringieron drásticamente las salidas de la población.

Tanto como para el suministro de comida y elementos de higiene básicos como detergentes, jabones, alcohol en gel, lavandina; o la adquisición de medicamentos, el servicio de mensajería se volvió para muchos ciudadanos algo imprescindible. 

Al mismo tiempo, tanto restaurantes como bares y también emprendimientos gastronómicos, promocionaron su producción a través de las redes para, de algún modo, no discontinuar el trabajo.

Repartidores del servicio de delivery Rappi CORTESIA RAPPI

En este contexto las aplicaciones de mensajería puerta a puerta que se utilizan en la Argentina se volvió una opción para satisfacer la demanda. En el país operan Glovo, Pedidos Ya y Rappi. Sus repartidores, en condiciones precarias, flexibilizados y sin un marco de regulación nítido para la situación de emergencia actual, deben tomar recaudos por su cuenta.

Todavía se pueden realizar los pedidos a través de las aplicaciones y hasta el momento no hubo una regulación oficial en ese sentido, pero algunas aplicaciones sugieren diversas medidas de prevención.

Nuevas formas de prevención en los delivery

Repartidores del servicio de delivery Rappi CORTESIA RAPPI

Desde Rappi promueven el denominado «delivery sin contacto» que se aplica del siguiente modo: el repartidor debe dejar el paquete en la puerta del usuario, alejarse dos metros y esperar a que salga quién lo reciba.

Rappi también sumó en la pantalla de inicio un ícono de prevención para concientizar a las personas sobre los cuidados para evitar el contagio de Coronavirus.

Entregas sin contacto. El mensaje de PedidosYa.

PedidosYa también implementó la metodología «entregas sin contacto», una medida similar a Rappi pero lo realiza únicamente para pagos online con tarjeta de crédito o débito.

Control de tránsito, el año pasado, a un trabajador de Glovo. Foto/Archivo

Por último, Glovo muestra tres pasos a seguir como prevención: recibir el envío sin firmar, la aplicación confirma que realizan todavía el envío de cualquier tipo de compra y piden que se abone con tarjeta de crédito o débito para evitar manipular billetes, una via de contagio del Covid-19.

El reclamo de los repartidores

Un repartidor de Rappi durante la entrega de mercadería en la Ciudad de Buenos Aires.

Los trabajadores de apps de delivery reclaman que, ante esta situación de emergencia sanitaria, las empresas les aseguren medidas básicas de protección: como alcohol en gel, barbijos y guantes. Elementos que hasta el momento no han sido proporcionados y corren por cuenta de los repartidores, el eslabón más frágil de esta cadena, ya que su trabajo consiste, durante el aislamiento social, en estar en contacto con las personas. 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*