Conmoción en el Campo Argentino de Polo

Un hecho tan inesperado como doloroso ocurrió este domingo en Palermo en pleno Abierto Argentino de Polo. Ni bien terminó el partido en el que Las Monjitas le ganó a La Natividad por 11 a 9, el padre del polista Facundo Sola, Rubén Sola, de 65 años, se desvaneció mientras observaba el partido sentado sobre una camioneta.

La confusión se apoderó de la escena, mientras una ambulancia acudió urgente al lugar y en el palenque de Las Monjitas nadie tenía ganas de festejar.  La situación se tornó tensa, y si bien intentaron revivirlo con un desfribilador, Rubén falleció minutos después en el Sanatorio de la Trinidad. 

Ni bien se conoció la noticia en Palermo, los jugadores de Ellerstina y Cría Yatay, protagonistas del segundo partido, hicieron un minuto de silencio antes del comienzo en homenaje a Rubén, una persona muy querida dentro del ambiente del polo. 

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*