Alonso a Hamilton: “¡Qué idiota! Este tío solo sabe conducir cuando sale el primero

La relación entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton ha pasado por distintas etapas desde que se conocieron, en 2007, el año en que el británico debutó en la Fórmula 1 con McLaren y como vecino de taller del asturiano, que llegaba de coronarse dos veces con Renault (2005 y 2006), y como la referencia de la parrilla. Nadie podía imaginarse que aquel tímido chaval de Stevenage, el primer piloto negro en la historia del certamen iba a ser capaz de desquiciar al bicampeón español, con quien se las tuvo tiesas a lo largo de toda la temporada hasta el extremo de regalarle prácticamente el título a Ferrari y Kimi Raikkonen.

Alonso decidió abandonar McLaren para separarse de Hamilton y de Ron Dennis, el patrón de la estructura de Woking, absolutamente entregado a su compatriota. A partir de entonces, los caminos de los dos corredores siguieron trayectorias muy distintas en todos los sentidos, por más que, con el paso de los años, el respeto entre ambos fue ‘in crescendo’ con el paso del tiempo. Tan es así que varias veces coincidieron en señalar al otro como el adversario más duro, con el permiso de Michael Schumacher en el caso del todavía piloto de Alpine. Seguramente, los piropos cruzados dejaran de escucharse una temporada después del incidente que han protagonizado este domingo en Spa.

Colocado el tercero en la parrilla de salida, Alonso hizo una arrancada de las suyas y se colocó el segundo, justo por delante de Hamilton, que se pegó a él en la subida, una vez superada la mítica curva de Eau Rouge. Al coronar la colina, el multicampeón de Mercedes se abrió a la izquierda y se puso en paralelo al coche de su rival, antes de cerrarse repentinamente y encimar el alerón delantero del Alpine, que le lanzó al aire y le hizo caer a plomo. El golpetazo le obligó a abandonar y a recibir los improperios del ovetense, que se despachó a gusto con él por la radio: “¡Qué idiota! [Hamilton] Ha cerrado la puerta [trayectoria] mientras adelantaba por el exterior. Hicimos una mega salida, pero este tío solo sabe cómo conducir cuando sale el primero”, soltó Alonso.

Hamilton, por su parte, asumió toda la culpa de lo sucedido, y tiró de ironía cuando se le comentaron los ‘piropos’ que le dedicó su antiguo compañero. “Está bien saber qué opinión tiene de mí”, dijo el de Mercedes, que en Bélgica rompió una racha de cinco podios consecutivos. “El incidente fue culpa mía. Llegué por el exterior y no le dejé espacio suficiente, cuando pensaba que sí lo había hecho. No lo hice a propósito, pero fui el responsable”, remachó Hamilton.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*