Alberto Fernández amenaza con abandonar el Grupo Lima y se aleja de la Casa Blanca

El Grupo Lima es un foro regional liderado por Argentina, Brasil y Colombia que se creó para encontrar una transición pacífica entre la dictadura de Nicolás Maduro –denunciada por la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos por las torturas, asesinatos, crisis sanitaria y migratoria e inacción del régimen ante las denuncias en lo que se conoce como informe Bachelet– y la designación de un nuevo presidente en Venezuela a través de elecciones libres y transparentes. México y Uruguay tomaron distancia de la estrategia del Grupo Lima, que apoya al presidente interino Juan Guaidó y tiene el respaldo de la Unión Europea y Estados Unidos.

Alberto Fernández asumió que este grupo ejecuta decisiones geopolíticas recomendadas en la Casa Blanca y se inclina por avalar la hoja de ruta de Uruguay y México, dos estados que tienen una posición más contemplativa con el régimen bolivariano. Tabaré Vázquez y Andrés Manuel López Obrador consideran que todavía es posible negociar con Maduro la transición democrática, una perspectiva del conflicto venezolano que comparten Vladimir Putin, Xi Jinping y los sucesores de la familia Castro. A ese mapa se sumaría el candidato que encabeza la fórmula opositora con mayores posibilidades de alcanzar la Presidencia.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*