Abigail Páez, acusada por el crimen de Lucio Dupuy: «Mi intención jamás fue lastimarlo y mucho menos matarlo»

Abigail Páez, la pareja de la madre de Lucio Dupuy, el niño asesinado en noviembre de 2021 en la ciudad pampeana de Santa Rosa, declaró en el juicio que se le sigue a ella y a la mamá de la víctima que su intención «jamás fue lastimarlo y mucho menos matarlo», que lo «extraña mucho», y que lo ocurrido le «duele en el alma». Lo dijo este miércoles 7 de diciembre en la 14° audiencia del juicio por el homicidio del niño de 5 años asesinado a golpes y abusado sexualmente. 

Si bien el juicio comenzó hace algunas semanases la primera vez en lo que va del proceso judicial que una de las juzgadas decide romper el silencio. En el pasado las imputadas sostuvieron que «por el momento» no iban a declarar. «Mi intención jamás fue lastimarlo y mucho menos matarlo. Me duele en el alma, lo extraño mucho», afirmó Páez ante el Tribunal integrado por los jueces Alejandro Ongaro, Andrés Olié y Daniel Sáez Zamora.

La acusación por el crimen de Lucio Dupuy reveló detalles escalofriantes del maltrato y el abuso

Asimismo, la mujer brindó un relato detallado de lo que realizó el 26 de noviembre de 2021, día del fallecimiento de Lucio. Según un comunicado de prensa la Oficina de Comunicación Institucional del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de La Pampa, Páez «contó lo que hizo desde que se levantó, a las 6.15, hasta que terminó detenida».

Espósito Valenti se retiró de la sala cuando María Blanco Gómez, defensora oficial que representa a Páez, anunció que su clienta declararía. Por ese motivo, no estuvo presente en el recinto durante la exposición de su pareja ni la escuchó por los parlantes.

Por el crimen de Lucio Dupuy, las acusadas podrían pasar el resto de sus vidas en la cárcel

Las palabras de Páez fueron presenciadas por los fiscales María Mónica Rivero, Verónica Ferrero y Marcos Sacco; los defensores oficiales Paula Arrigone, Blanco Gómez y De Biasi; el abogado que representa a la querella, José Mario Aguerrido, y la asesora de niñas, niños y adolescentes, Graciela Massara.

Los cargos que enfrentan las acusadas

Lucio Dupuy Asesinato© Proporcionado por Perfil

Abigail Páez, de 28 años, está acusada de “homicidio doblemente agravado, por ser con ensañamiento y alevosía; en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y formas concretas de realización y con acceso carnal vía anal, triplemente agravado por ser la guardadora al momento de los hechos, por ser cometido por dos personas y por existir convivencia con la víctima menor de 18 años, como delito continuado”.

Su pareja y madre del menor, Magdalena Espósito Valenti, de 24 años, fue imputada por “homicidio triplemente calificado por el vínculo y con ensañamiento y alevosía; en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante y con acceso carnal por su duración y formas concretas de realización y con acceso carnal vía anal, triplemente agravado por ser la guardadora al momento de los hechos, por ser cometido por dos personas y por existir convivencia con la víctima menor de 18 años, como delito continuado”.

Los ocho testigos de la 14° audiencia

Lucio Dupuy© Proporcionado por Perfil

Antes de las palabras de Páez, declararon ocho testigos requeridos por las defensas públicas. Hasta el momento solo se habían escuchado testimonios solicitados por el Ministerio Público Fiscal y la querella particular.

Las primeras cuatro testigos declararon vía Zoom porque no se encontraban en la ciudad de Santa Rosa. Se trató de tres médicas del hospital Gobernador Centeno, ubicado en General Pico, y de una joven que vendía entradas.

Dos de las tres médicas atendieron a Lucio en la guardia entre 2019 y 2020. El niño había sido llevado por una herida cortante superficial, un traumatismo, una otitis y una faringitis. Durante sus declaraciones, las preguntas estuvieron orientadas específicamente a esas atenciones profesionales.

La joven que vendía entradas habló desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y dio detalles de los mensajes que mantuvo por WhatsApp con Páez ese mismo 26 de noviembre. Ese día le vendió dos entradas para un evento que se realizaría en la madrugada del sábado 27. Las preguntas de los defensores oficiales Blanco Gómez y De Biasi profundizaron en el horario en que la imputada fue a comprar los tickets y cómo se la veía.

También testificó una modista a la que Espósito Valenti le llevó una prenda para que se la arreglara el día que murió Lucio. En un momento de la jornada fue a verla junto con el niño, pero a la tarde regresó sola. Al igual que con la vendedora, las preguntas de la defensa apuntaron a los horarios de esos encuentros.

La sexta testigo fue una vecina de la casa donde vivían las acusadas junto a la víctima. Debido a que tenía cámaras en su vivienda, la policía le solicitó los videos en dos ocasiones.

El forense que hizo la autopsia a Lucio Dupuy dijo que lo mataron de una «feroz golpiza»

Luego declaró una empleada municipal que entrevistó a las imputadas cuando se acercaron a la Dirección de Políticas de Género y Diversidad junto a Lucio. La mujer fue interrogada sobre los motivos de las consultas.

La última testigo fue una exdirectora provincial que mantuvo contactos con Páez por mensajes y audios de WhatsApp, durante la pandemia de 2020. En esa ocasión, las acusadas querían recuperar a Lucio, quien vivía con su padre. Las preguntas estuvieron relacionadas con si la testigo les aconsejó llevar al niño a un hospital, ya que presuntamente había sufrido maltratos, y si las asesoró en cómo tramitar la tutela. El Ministerio Público Fiscal, por su parte, le preguntó si había dejado alguna constancia de esas actuaciones.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*