Dos personas iban en el techo del tren Roca sufrieron una descarga eléctrica

Dos hombres que viajaban en el techo de un tren que volvía de Mar del Plata recibieron una descarga eléctrica de una catenaria. Uno de ellos está grave. Como consecuencia, la línea Roca estuvo circulando con demoras durante gran parte de la mañana. Hubo formaciones que se detuvieron entre estaciones y los pasajeros tuvieron que evacuarlas caminando por las vías.

El incidente ocurrió exactamente a las 7.44 y a partir de esa hora comenzaron las demoras en los ramales La Plata y Bosques vía Quilmes. De acuerdo a un comunicado de Trenes Argentinos, “dos personas que indebidamente se subieron al techo de la formación 304, que provenía de Mar de Plata, fueron alcanzados por una descarga eléctrica de 25.000 voltios proveniente de la catenaria”.

El incidente, que ocurrió a la altura de la localidad de Remedios de Escalada, produjo un corte de energía en la catenaria, que es la línea aérea de la que toman la corriente los trenes eléctricos, provocando demoras e interrupciones en toda la línea Roca.

Los dos hombres electrocutados recibieron atención médica. Uno de ellos estaba grave y fue trasladado al Hospital Fiorito, en Avellaneda. Aún no se pudo determinar en qué punto se habían subido al tren que regresaba de Mar del Plata, un servicio diesel que llega a Constitución a través de las mismas vías que utilizan los ramales eléctricos.

Demoras en el tren Roca por dos personas electrocutadas que viajaban en el techo de una formación.© clarin.com Demoras en el tren Roca por dos personas electrocutadas que viajaban en el techo de una formación.

Los usuarios de la línea Roca esta mañana se quejaban por la falta de información  y la incertidumbre. “Tomé el tren en La Plata a las 7.11 y en Hudson, a eso de las 7.50, se paró a la salida de la estación -relató Juan Pablo, un pasajero-. No nos informaron qué estaba pasando. Le pregunté a un guarda y tampoco tenía idea. Nos hicieron bajar a todos a las vías por las escaleras de emergencia. Antes no abrían las puertas, las tuvo que forzar la gente. Además, los trenes que iban hacia La Plata seguían pasando y era peligroso estar sobre los rieles. Después de un rato largo, nos hicieron subir al tren de nuevo por las vías y arrancó, aunque siguió con demoras y parando mucho tiempo en cada estación”.