Dos luchadores de kick boxing le fracturaron el cráneo y está grave

Un hombre sufrió doble fractura de cráneo y fue internado en grave estado luego de ser atacado por tres personas, dos de las cuales son luchadores de kick boxing en medio de una discusión de tránsito en La Plata

El hecho ocurrió durante la tarde del lunes cuando la víctima, identificada como Gonzalo Colombo de 34 años, iba en la parte trasera de su vehículo junto a su bebé, mientras que manejaba su pareja, Paula Pedrosa, luego de haber comido un asado con amigos.

Testigos del hecho señalaron que la discusión entre la víctima y el conductor de un Fiat 147 se inició a la altura de Camino Centenario,cuando al llegar a un semáforo de la calle 501, el Fiat y un Volkswagen Gol le cortaron el paso al Toyota Etios en el que Colombo iba junto a su familia.

De ambos rodados bajaron tres sujetos que comenzaron a increpar al hombre que estaba con su bebé y al descender lo empezaron a golpear sin mediar palabra. La víctima cayó al piso inconsciente tras recibir varios golpes y quedó tendido en la calle.

El momento de la agresión quedó grabado por otro conductor que se encontraba en el lugar. Allí puede verse a la pareja de Colombo bajar y golpear la parte trasera de uno de los dos vehículos mientras los atacantes se fugaban.

La grabación permitió ver la patente de uno de los vehículos que resultaría ser propiedad de Ezequiel Raymundo, quien fue identificado a través de las redes sociales, al igual que el conductor del Fiat 147 de nombre Leonardo de Oliveira Trindade, ambos expertos en Kick boxing.

La víctima fue trasladada por una ambulancia al Hospital Gonnet, donde quedó internado. La esposa de la víctima relató cómo fueron los hechos y remarcó que cuando vio a su pareja tendida en el piso pensó “que estaba muerto”. “Veníamos de una reunión familiar. Empiezan a hacer zig zag, les hago luces y luego nos empiezan a perseguir. Gonzalo tiene un intercambio de palabras, le explica que veníamos con un bebé atrás y después todo pasó muy rápido”, contó Pedrosa en declaraciones al canal Todo Noticias.

Respecto a los luchadores, la mujer señaló que “sabían lo que hacían, donde pegar, si no no se explica cómo hoy Gonzalo tiene dos fracturas y un coágulo de sangre en la cabeza”. Por su parte, Gastón, hermano del joven agredido precisó: “Son profesionales y uno de ellos había peleado el último jueves. Ellos tenían perfiles de Instagram y Facebook, pero los cerraron. Ahí se veían las publicidades de sus peleas y lo que hacían”.

La Policía trata de ubicar a los dos sujetos ya identificados y al tercero que participaron en esta salvaje agresión. Sin embargo, la familia de la víctima sostuvo que recabó pruebas, que incluyeron los perfiles de Facebook de ambos luchadores e información del gimnasio en el que entrenan, y las llevó a la Policía, aunque ambos siguen libres.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*