La bicisenda que hizo el municipio “no sirve para nada y crea mas problemas”

De manera inconsulta pintaron una línea amarilla de “protección” en la calle González, que es una de las más complicadas para los ciclistas. Está mal señalizada, no tiene el ancho mínimo, su diseño es deficiente, está en el lado más peligroso y va contra el Plan Estratégico, dijo Federico Moslares (Bicisendas Santa Rosa-Toay).

La Municipalidad de Santa Rosa hizo en la calle González, repentinamente, fuera de todo programa y consulta, una bicisenda con claras deficiencias en su señalización, diseño y hasta en el ancho. Esa situación genera “peligro”, no aporta soluciones, pero sí mayores problemas y hasta provoca “más violencia vial”, según el diagnóstico que hizo la agrupación “Bicisendas Santa Rosa-Toay”.

Federico Moslares, referente de esa agrupación y además integrante de la Comisión de Movilidad Sustentable del Plan Estratégico, ratificó esos cuestionamientos y confirmó que tras presentar una nota formal a principios de mes al intendente Leandro Altolaguirre, no hubo ninguna respuesta.

La bicisenda apareció de un día para el otro en la calle González. Moslares fue severo en los cuestionamientos: aportó precisión y argumentación para sostener lo que dijo, en diálogo con periodistas de El Diario.

“En realidad hicimos recomendaciones y cuestionamientos para la forma en que se llevó adelante. Celebramos que el municipio piense en obras que protejan a los ciclistas. Por la situación actual, cada vez más personas se vuelcan a las bicis como medio de movilidad económico y efectivo”, aclaró. Y apuntó que “tenemos miedo de que esas personas, muchas mayores, sufran algún siniestro con consecuencias graves”.

“No hay un plan”

Lamentó que “no hay un plan atrás de las ciclovías, fue una idea que no sabemos porqué se eligió esa calle, que trae muchos inconvenientes, hay mucho tráfico vehicular, pasa el colectivo, es una arteria complicada para desarrollar una ciclovía y cuando estas cosas se hacen mal después dicen que se hizo la ciclovía y los ciclistas no la aprovecharon”.

Al enumerar las cosas mal hechas por el municipio explicó que una de las deficiencias “está en la señalización horizontal, vertical, en el diseño. Tiene menos del ancho mínimo recomendado, que es de 1,50 metros. En González y Alsina, los ciclistas bajan normalmente por el sector derecho porque la mayoría de los autos doblan por Alsina (la bicisenda se hizo en el lado izquierdo). Y por González pasa una línea de colectivos”.

Resumió un concepto: “Cuando se proyecta una ciclovía hay que hacer un estudio del camino, no orientar al ciclista a que siga una ciclovía, sino hacer la ciclovía por las calles que ya son elegidas por los ciclistas”.

“La calle González no es una calle que utilicen los ciclistas. Termina en la Avenida Uruguay y no tiene mayor recorrido”, añadió.

Un peligro

Moslares comentó además que “el municipio había estado hablando con nosotros, les dijimos que preferíamos que no se haga algo así, sino que se trabaje proyectadamente, que se debata. No tenemos la verdad absoluta, pero sí pedimos un trabajo conjunto. Hay un borrador de Nación al que le dimos el visto bueno y ahora salen con algo totalmente diferente que no se trabajó, no se sabe lo que van a hacer, ni los plazos. Se pintaron cinco cuadras y si pintan otras cinco la semana que viene, el mes que viene o el año que viene, no sabemos…”

“Gastan plata en pintar cinco cuadras que no sirven para nada y lo que generan es mayor violencia vial, porque los autos se siguen estacionando ahí, los ciclistas no la usan… si un ciclista va por el lugar y se topa con un auto estacionado tiene que incorporarse por el carril izquierdo donde van los autos más ligero, con el peligro que eso genera. Es realmente peligroso y por ahí fue nuestra crítica, no se necesita plata, sino hacer un programa de movilidad urbana. No vemos que haya un programa atrás de esto, sino la idea de mostrar que se hace algo”, criticó en Radio Kermés.

Confirmó que no hubo respuesta alguna para la nota formal que se presentó: “Insistimos en que se nos invitó a formar parte del trabajo del Plan Estratégico: bueno, que se active. Formamos una Comisión de Movilidad Sustentable a pedido de los coordinadores. Armamos la personería jurídica y el municipio realiza una bicisenda sin consultar. ¿Para qué nos dicen, entonces? Háganlo y listo. El ancho es muy peligroso. Algún ciclista que va, se distrae un poco o hace una maniobra, cae directamente en la calzada y puede tener un grave accidente”.

“Si la idea es trabajar en la movilidad urbana y sustentable, que se haga seriamente, no una ocurrencia de pintar una ciclovía. Es un programa, hay que estudiar algunos fundamentos, después no funciona y volver atrás e impulsar un proyecto de ciclovías cuesta más”, completó.

 

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*