Trump: “La muerte de Khashoggi fue el peor encubrimiento de la historia”

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha criticado este martes a sus aliados en Arabia Saudí al considerar que orquestaron un “encubrimiento” de la muerte del periodista saudí Jamal Khashoggi, y dijo que dejará en manos del Congreso la posible respuesta de Estados Unidos a este suceso.

“Su concepto original fue muy malo, lo pusieron en práctica muy mal y el encubrimiento fue el peor en la historia de los encubrimientos. Quien pensara en esa idea creo que está en muchos apuros, y deberían estarlo”, ha dicho Trump en declaraciones a los periodistas en el Despacho Oval.

El presidente asegurq que muchos líderes de países influyentes están enfadados por el asesinato del periodista, y destaca: “Nadie lo está más que yo”.

“Tiene que haber algún tipo de represalia” por lo ocurrido, ha subrayado Trump. Adelanta que, aunque planea “dejar en manos del Congreso” la respuesta de EEUU, él tomará la decisión final. “Voy a pedir que los colegas del Congreso me recomienden (posibles respuestas)”, ha indicado.

Trump también ha recordado que la directora de la CIA, Gina Haspel, ha viajado a Turquía para obtener más detalles sobre el caso, y Trump confia en recibir información al respecto “esta noche o mañana”.

Khashoggi, un periodista crítico con Riad que vivía en Washington, desapareció el 2 de octubre, cuando entró en el consulado saudí en Estambul a por unos documentos para su boda.

Después de varias informaciones contradictorias, el viernes la Fiscalía saudí admitió que Khashoggi murió en una “pelea” dentro del consulado, y ha ordenado la detención de 18 sospechosos.

Erdogan ha propuesto que todos ellos sean extraditados a Turquía y juzgados en tribunales turcos, y ha exigido esclarecer detalles como el paradero del cadáver y el que dio las órdenes para ejecutar esta operación en Estambul.

Una vez que pensaron en ello, todo lo demás que hicieron también estuvo mal (…). Nunca debió haber una ejecución (del plan) ni un encubrimiento, porque nunca debió haber sucedido”, ha recalcado.

Trump habló este lunes por teléfono de nuevo con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, y este le dijo rotundamente “que no tuvo nada que ver con esto, que se hizo a un nivel inferior”.

La jefa de la CIA está en Turquía

Trump reitera, no obstante, que no se inclina por restringir la venta de armas a Riad porque “Rusia, China y Francia se aprovecharían rápidamente” de esa oportunidad de negocio si EEUU la rechazara.

Trump no se inclina por restringir la venta de armas a Riad porque “Rusia, China y Francia se aprovecharían rápidamente” de esa oportunidad.

Durante una reunión posterior con líderes militares de EEUU, Trump ha insistido en que “nada de lo que han hecho” los saudíes en esa operación “ha ido bien”. “Yo diría que fue un completo fiasco desde el primer día”, ha subrayado.

Preguntado por qué consideraba lo ocurrido un fiasco, si el presunto plan para asesinar a Khashoggi o su infructuoso encubrimiento, Trump ha respondido que los saudíes “nunca debieron pensar” sobre la posibilidad de deshacerse del periodista.

EEUU revoca los visados de los “implicados” en el asesinato

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ha anunciado que su Gobierno revocará los visados de los implicados en la muerte del periodista y evaluará la posibilidad de imponer sanciones a los responsables.

Su departamento está trabajando con el Departamento del Tesoro para estudiar la posibilidad de sancionar a los supuestos responsables al amparo de la ley Global Magnitsky, aprobada en 2016 y que permite al Ejecutivo castigar a los implicados en violaciones de derechos humanos en el mundo.

“Estas penas no serán la última palabra en este asunto, continuaremos estudiando medidas adicionales para que rindan cuentas los responsables. Estamos dejando muy claro que EEUU no tolerará esta despiadada acción para silenciar al señor Khashoggi, un periodista, a través de la violencia”, ha dicho.

No obstante, Pompeo asegura que EEUU seguirá manteniendo una “fuerte asociación” con Arabia Saudí, aunque apunta que ni él ni el presidente están “contentos con esta situación”.

“Nuestros objetivos estratégicos con Arabia Saudí continúan, nosotros seguimos viendo que se puede conseguir al mismo tiempo el doble objetivo de proteger a los estadounidenses y hacer que rindan cuentas aquellos responsables del asesinato de Khashoggi”, ha argumentado.

El titular de Exteriores no ha aclarado quiénes son las personas que EEUU ha identificado como presuntos autores y a las que anulará sus permisos para entrar a territorio estadounidense porque la información de visados está considerada como confidencial por las autoridades migratorias.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*