El interminable calvario de Sergio

Si hace una semana el rostro de Sergio García mostraba satisfacción por una de las últimas medidas judiciales -se ordenaba pagar a las partes demandadas una importante indemnización-, ayer trocó en tristeza. Tanto la Municipalidad de Santa Rosa, como la Provincia y la Empresa Ilka SRL, decidieron apelar el monto que deberían pagarle al muchacho que se accidentó el 1 de abril de 2011, por responsabilidades que la Justicia le atribuyó a las emplazadas.
Aquella noche fatídica García -que era mecánico, y dueño de un taller-, recibió un llamado telefónico pidiendo un auxilio: tomó su moto (aunque tenía su camioneta allí mismo) y en una esquina del barrio Santa María de La Pampa, en Arriaga y Ferreira, se encontró con un montículo y un pozo abierto sin señalizar. El golpazo fue tremendo, y trasladado a un establecimiento asistencial habría de comenzar la pelea por su vida primero, y después por encontrar justicia. El accidente le produjo una incapacidad física-neurológica permanente de un 90% y quedó parapléjico.

Tienen que indemnizarlo.
Después de una larga lucha judicial, ahora, apenas hace poco más de una semana el joven que desde hace más de un año acampa en la propia explanada de la Ciudad Judicial, había sido informado que tanto la Provincia, como también la Municipalidad de Santa Rosa, y la Empresa Ilka SRL, no habían recurrido la sentencia que los obliga a indemnizarlo.
García le hizo juicio a la empresa que construía una obra en el barrio Santa María de la Pampa -Ilka Construcciones-, a la Municipalidad de Santa Rosa y a la Provincia. En 2017 un fallo en primera instancia lo había favorecido, pero las demandadas recurrieron y todo se fue demorando más, hasta que hace poco más de una semana se enteró que no había apelación a lo decidido por la Cámara de Apelaciones. Es decir que la Justicia, ahora en segunda instancia, volvía a darle la razón.

Más de 10 millones.
Por eso se esperanzó en que -al no haber más instancias en cuanto al fallo de fondo- , iba a poder cobrar una indemnización millonaria -que obviamente no le devolverá todo lo perdido en estos largos 7 años de pelea judicial -su salud, sus bienes (lo perdió prácticamente todo)-, pero al menos le permitía pensar en una recuperación que intentaría en Cuba el año próximo.
Después que no hubiera apelación a lo decidido por Cámara, los abogados de Sergio García -Guillermo Galcerán y Marcelo Piazza- elaboraron la planilla de la indemnización que debiera recibir, y determinaron que el total histórico ($3.590.000) actualizado por la tasa mix lleva el monto a $13.264.415,93.
La demanda estaba referida a daños patrimoniales (lucro cesante por incapacidad sobreviniente, pérdida de chance de ascenso laboral, gastos de asistencia y cuidados por terceras personas, gastos terapéuticos futuros y acondicionamiento de la vivienda acorde a su incapacidad) y daños extra patrimoniales (daño moral).
Cuando se pensaba que se allanaba el camino para cobrar, y abandonar su precario alejamiento en la Ciudad Judicial, una presentación -la primera fue la Municipalidad, y enseguida lo hicieron la Provincia y la empresa-, alargará el plazo para que lo indemnicen.

“Nada cambiará”.
Galcerán, no obstante la tristeza de Sergio García, no le dio tanta trascendencia a la nueva presentación de las demandadas: “Supongo que quieren ganar tiempo, pero no hay mucha vuelta con esto”, dijo con firmeza a este diario.
“No veo que sea sustancial, aunque haya que esperar algunos días más -agregó-; y no creo que nada pueda cambiar del día a la noche”. Se preguntó qué puede apelarse, y consideró que podrían plantear “alguna diferencia mínima” con la planilla que los querellantes presentaron, podrían referirse a alguno de los rubros especificados, “pero nada va a cambiar demasiado”, adelantó.
Ahora los abogados de García tienen tres días hábiles para contestar -se supone lo harán antes de ese plazo-, y luego la Justicia dispondrá de otros 10 para resolver -ahora sí, se espera- definitivamente.

“Estoy muy triste”.
Sergio García, ayer se manifestó “muy triste con lo que hacen. Porque ya hubo dos instancias que nos dan la razón, y la verdad que lo que tienen que hacer es pagar… Pero no, hacen presentaciones, chicanas, y lo quieren seguir estirando… “Se ve que no les importa nada…”, reflexionó.
El muchacho insistió en que “sé que 15 días más no parece mucho tiempo, pero cada día que se alarga esta historia es un día más en la calle para mí”, completó.

FUENTE LA ARENA

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*