Le dieron seis puñaladas y no lo recordaba

Un joven de 23 años, identificado como Brian Díaz, quedó internado en el hospital Lucio Molas, donde fue intervenido quirúrgicamente, producto de las seis puñaladas que recibió en la zona del abdomen. Una de ellas comprometió uno de los intestinos del muchacho.
La policía y la Fiscalía de Delitos Contra las Personas están investigando los hechos, pero la propia víctima no ha sido de mucha ayuda hasta el momento. Aseguró que no recordaba nada de lo ocurrido y sólo sostuvo que el ataque sucedió en la calle Stieben, aunque no precisó el lugar exacto.
La investigación preliminar caratuló la causa como Lesiones, aunque no se desestima el intento de homicidio. La policía aguardaba ayer en el hospital para poder indagar al herido.
Lo único que los investigadores sabían a ciencia cierta es que en plena madrugada del domingo, desde una vivienda de la calle Yapeyú al 1800, en el barrio Zona Oeste Quintas, pidieron asistencia médica porque un joven estaba gravemente herido con seis puntazos en el abdomen.
De acuerdo a lo que se pudo saber, los primeros en llegar fueron los efectivos de la Seccional Segunda. El llamado lo hizo la pareja del joven y éste informó únicamente que se duchó y se cambió la ropa antes de solicitar la ayuda -el pedido de auxilio se hizo una hora después de que se diera esta situación-. Fuentes policiales aseguraron que estaba alcoholizado.
Más tarde fue trasladado al hospital Lucio Molas y fue intervenido quirúrgicamente. Estaba estable, pero su pronóstico era reservado. Efectivos policiales lograron ayer dialogar con el joven agredido al momento que se encontraba internado en la habitación Nº 9 de Clínica Quirúrgica. Según pudo saber este diario, el chico no recordó mayores datos de los que ya había dicho antes de ser hospitalizado.

Allanamientos.
Díaz había salido de su vivienda pasadas las 21 horas del sábado -al menos eso fue lo que contó su pareja a los efectivos-. El chico arribó a la vivienda después de las 2.30 horas. Estaba mal herido y alcoholizado, a tal punto que no pudo recordar si fue agredido por una o más personas.
En este sentido se supo que durante la jornada del domingo la Justicia ordenó que se realizaran una serie de allanamientos para conocer mayores pormenores sobre lo sucedido. Uno de ellos se hizo en la vivienda adonde el muchacho había pasado varias horas antes de sufrir el ataque. Según se pudo averiguar, personal de Criminalística fue hasta una casa de la calle Sarmiento al 700 y secuestró las prendas de un hombre para analizarlas.

fuente : LA ARENA

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*