Un caso de narcotráfico sacude al bloque kirchnerista en el Concejo de San Miguel

En el Concejo Deliberante de San Miguel todavía resuena el eco de las disputas. Una empleada del recinto, que trabajaba como asistente de un legislador, fue detenida por la Policía Bonaerense y está acusada de integrar una red de narcotráfico que comercializaba cocaína en San Miguel.

Cintia Carolina López, alias “La Turca”, había sido nombrada por Javier Coronelconcejal de Unidad Ciudadana y uno de los hombres de confianza de Franco La Porta. La causa creció: otros dos dirigentes investigados fueron separados del espacio político (el consejero escolar Gustavo Acosta y la secretaria de la Juventud del PJ, Gisela Andrada) y una congresal provincial del PJ, Alicia Benavídez, también cercana a La Porta, fue detenida por otra causa de venta de drogas en Chubut.

Además de críticas del oficialismo y pedidos de aclaraciones, la situación aumentó la brecha entre los referentes de la oposición. Las diferencias que ya había entre La Porta (que ganó las últimas internas y se quedó con la candidatura del kirchnerismo el año pasado), Bruno Baschetti y Juanjo Castro, referentes ligados a agrupaciones K y el peronismo, se agrandaron. En la oposición admiten las rupturas dentro del bloque de ocho concejales de Unidad Ciudadana.

Alicia Benavídez, a la izquierda, fue una congresal del PJ provincial allegada al concejal Franco La Porta que fue detenida por narcotráfico.© Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. Alicia Benavídez, a la izquierda, fue una congresal del PJ provincial allegada al concejal Franco La Porta que fue detenida por narcotráfico.

“Declaro mi más enérgico repudio a estas personas que intentaron buscar en un espacio político una supuesta protección”, escribió La Porta en una carta abierta que funcionó como respuesta al caso. “Soy responsable sólo por mis actos y me hago cargo de ellos, pero no asumo los ajenos”, manifestó. Coronel dijo algo similar.

“La Turca”, creen los investigadores, era líder de una red de venta de drogas que llevó a otras cinco detenciones y al allanamiento de la vivienda de Gisela Andrada, allegada suya. Aunque no quedó detenida, la separaron del espacio político que encabeza La Porta. Algo similar pasó con el consejero escolar Gustavo Acosta, a quien vinculan con “la Turca”: ya no pertenece al bloque Unidad Ciudadana PJ.

El concejal Juanjo Castro dijo que “tanto Franco como Coronel se disculparon en público rápidamente y pidieron la baja de la implicada”, pero aclaró que él no pertenece al mismo espacio político.

De hecho, en una clara muestra de fijar una postura, reflotó un proyecto de llevar buzones a los barrios de San Miguel para denunciar la venta de drogas en forma anónima y anunció otro que presentará en el Concejo: “Esta semana me hice con una junta médica una rinoscopía de garganta y nariz para demostrar que nunca consumí droga. Y voy a proponer que ese estudio figure de forma optativa en los legajos de los funcionarios del Concejo”.

En Cambiemos, el bloque que responde al intendente Jaime Méndez, evitan criticar a la oposición pero analizan las repercusiones políticas que les generarán las recientes detenciones. “Hay que dejar que se expida la Justicia, todos los datos están a disposición y lo que sucedió es grave”, dice un concejal del oficialismo.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*