Independiente: la justicia halló cheques millonarios del club para viajes de la barra y pagos a la firma de los Moyano

La causa por lavado de dinero que inició a raíz de las acusaciones de Pablo “Bebote” Álvarez, complica cada vez más a Hugo y Pablo Moyano. El expediente en manos del juez federal de Quilmes, Luis Armella busca reconstruir un circuito financiero y societario donde ya estima que “es confusa la cuestión patrimonial”, y tras una serie de allanamientos se secuestró documentación que confirma el pago de más de cincuenta cheques firmados por el gremio para viajes de corta y mediana distancia de la barra brava de Independiente. Pagos que van desde 500 mil pesos a más de un millón de pesos.

Además, se analiza un contrato firmado por Hugo Moyano con Loma Negra: la empresa debía entregar 3 millones de pesos en hormigón a cambio de un palco en la cancha de Independiente. Pero el juzgado no encontró que esto se ajuste al precio de los palcos, sólo el que tiene la esposa del gremialista cuesta 400 mil pesos e investigan si el pago en verdad responde a alguna extorsión, como había declarado “Bebote”.

Entre otras cosas, se detectó la transferencia de fondos del club a ACONRA, constructora de la familia Moyano: en una gran cantidad de facturas entre las que sobresale una por más de 5 millones de pesos. Además, hallaron más de 50 cheques del gremio pagando viajes de la barra brava de Independiente.

Hugo Moyano ya cuenta con al menos, siete causa judiciales donde la principal acusación es el uso de fondos de los afiliados del gremio de Camioneros, de la obra social y del Club deportivo, a favor de las sociedades de su grupo familiar.

La principal receptora de fondos millonarios es Aconra Construcciones, la sociedad que preside Valeria Salerno (hija de Liliana Zulet, cónyuge de Moyano) y que tuvo a su cargo la obra del centro médico del barrio de Caballito que sólo abrió sus puertas el día de su inauguración.

Sólo desde el Gremio de Camioneros, la Unidad de Información Financiera (UIF) detectó el envío de fondos por -en el último año-, por 94,7 millones de pesos según extractos bancarios analizados. Esto representa el 75% de los ingresos de Aconra. Pero Independiente también hizo sus aportes a la empresa familiar.

Durante la semana pasada, en una serie de allanamientos, el juez Armella secuestró documentación que corrobora la transferencia de fondos desde el club hacia la constructora. Son muchas las facturas secuestradas que reflejan pagos millonarios a favor de Aconra, para la construcción de piletas, partes del Instituto y “diferentes cuestiones edilicias por fuera del estadio”, señalaron fuentes judiciales a Clarín.

Llamó la atención en particular una factura a nombre de la constructora de la familia Moyano por más de 5 millones de pesos.

La secretaría 1, a cargo de Diego Quiroga, se encuentra analizando seis cajas con cientos de talonarios.

También se secuestró un contrato de Independiente firmado por Hugo Moyano con la empresa Loma Negra. Según pudo saber Clarín, “le daban a la cementera plateas por un tiempo, a cambio de hormigón por 3 millones de pesos”. Ahora, se investiga si el palco efectivamente se utilizó, pero en una comparación inicial detectaron que no existe ese precio para los palcos. Por ejemplo: la esposa de Moyano, Liliana Zulet tiene un palco cuyo valor es de 400 mil pesos.

Esta parte de la causa investiga las presuntas extorsiones a varias empresas de distintos rubros -entre ellas Loma Negra-, para beneficios personales”, y para “hacerse de bienes para construir el estadio”.

Respecto a los viajes de la hinchada de Independiente, Bebote Álvarez había contado ante la Justicia que él llevaba los cheques emitidos por el sindicato para trasladar a la barra brava.

Hay dos empresas supuestamente involucradas: Turismo Martín y Jota Bus. Uno de los dueños de la segunda firma, en declaración testimonial ante Armella indicó que recibió pagos de cheques firmados por Pablo Moyano para el traslado de la barra brava de Independiente. El juzgado  secuestró fotocopias de más de 50 cheques por 100 mil pesos, 500 mil pesos y hasta más un millón de pesos. Los cheques llevan la firma de Pablo Moyano.

Otro de los negocios que están bajo la lupa es el de la compra de jugadores para el club. La semana pasada, en un allanamiento a la sede de Futbolistas Argentinos Agremiados, se secuestró información sobre el Fideicomiso Arístides, que realizó pagos a Aconra por 6,5 millones de pesos.

“A los jugadores se les pagaba con el fideicomiso Arístides”, explicaron fuentes judiciales aClarín. Se secuestró un cheque de pago a un jugador con esta metodología, por más de 100 mil pesos. Se investiga si hubo sobrefacturación en la adquisición de jugadores y el origen de los fondos utilizados.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*