Detuvieron al último delincuente que estaba prófugo por el asalto a la comisaría de San Justo

Por su grado de violencia, el asalto a la comisaría de San Justo se convirtió en noticia de relevancia nacional. Y los responsables del hecho, que a balazos pretendieron liberar a un narco detenido, se transformaron en objetivo de la policía.

Una serie de allanamientos había permitido capturar a seis personas involucradas en el caso, pero aún quedaba un cabo suelto. Hasta hoy…

En la intersección de las calles Mozart y Tapalqué (debajo de la Autopista Perito Moreno) detuvieron a Tomás Axel Sosa, alias Tomi, quien permanecía prófugo.

El joven de apenas pasados los 20 años era el último integrante de la banda supuestamente comandada por Zahira Bustamante que produjo el ataque a la comisaría.

El asalto se había producido para intentar liberar a Leandro Aranda, un sujeto relacionado a la venta de drogas en la zona de Soldati, que se encontraba preso por el crimen de un individuo.

A raíz de los hechos, fueron detenidos la propia Bustamante, un primo de ella llamado Bruno y otros cuatro integrantes de la banda delictiva. “Tomi” era el último delincuente que se mantenía prófugo en el marco de la investigación.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*