Una segunda adolescente fue violada y prendida fuego en India

Una adolescente peleaba por su vida este lunes luego de ser violada y prendida fuego en India, en el segundo ataque con estas características que se registró en los últimos días, según informó la policía de ese país.

“La joven sufre quemaduras de primer grado en el 70% de su cuerpo”, declaró Shailendra Barnwal, alto mando policial del distrito de Pakur, en el estado de Jharkhand (este).

Las fuerzas de seguridad detuvieron a un joven de 19 años que vive en el mismo barrio que la víctima. “Roció a la adolescente con kerosene y la quemó”, señaló Barnwal.

Este nuevo ataque se produjo el viernes, el mismo día y en la misma región en la que una adolescente de 16 años fue violada y quemada viva.

Los principales sospechosos del primer caso que se dio a conocer se encuentran detenidos y la familia de la víctima está bajo protección especial de la policía.

Es que la joven del distrito de Chatra había sido secuestrada en su casa el jueves pasado mientras su familia asistía a una boda y violada en un bosque.

Por esto, la familia presentó una denuncia ante el consejo de ancianos del pueblo, el cual ordenó el viernes a dos acusados hacer cien abdominales y pagar una multa de 50.000 rupias (750 dólares).

Furiosos por esta sentencia, los sospechosos propinaron al parecer una paliza a los padres de la joven e incendiaron su vivienda con ella dentro, provocándole la muerte.

Incluso, este domingo, manifestantes que apoyan a los sospechosos de este crimen lanzaron piedras al coche de un ministro del estado de Jammu y Cachemira, Sham Lal Chaudhary, para reclamar una nueva investigación en este caso, informó la prensa india.

Estos trágicos acontecimientos se producen tras una serie de casos de agresiones sexuales en India, a pesar del endurecimiento de la legislación en la materia.

El Gobierno instauró recientemente la pena de muerte para los violadores de menores de 12 años después de la violación en grupo y el asesinato de una niña musulmana de 8 años en Kathua, en el estado de Jammu y Cachemira (norte), perpetrada por lugareños hindúes.

Sin embargo, los consejos de ancianos resuelven generalmente los diferendos para evitar el sistema judicial de India, lento y costoso. Aunque sus decisiones no tienen fuerza de ley, su influencia en las comunidades rurales es considerable.

En 2016 se registraron en India unas 40.000 violaciones, pero la cifra sería mucho más importante debido al silencio que rodea estos crímenes en una sociedad que sigue siendo muy patriarcal.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*