noviembre 14, 2018

Cayó abogada cómplice del golpe a la comisaría

La letrada fue detenida acusada de entrar a la seccional con un celular escondido en su bombacha para que su cliente pudiera comunicarse con su novia.

La abogada de Leandro Aranda, el preso que iba a ser rescatado de la comisaría de San Justo, fue detenida como presunta partícipe del ataque a tiros a esa seccional, acusada de haberle entregado a su cliente el celular con el que desde el calabozo se comunicaba con su novia y el resto de la banda, informaron el viernes fuentes policiales.

Se trata de Leticia Analía Tortosa (37), quien en las últimas horas fue arrestada en un domicilio de la calle Basualdo al 1800 del barrio porteño de Mataderos.

La sospecha de la fiscal de La Matanza que investiga el caso, Alejandra Núñez, es que fue Tortosa durante una visita en la seccional 1ra. de San Justo, quien llevo oculto y le entregó a Aranda (22) el smartphone que le fue secuestrado y donde se encontraron distintos mensajes preparativos del intento de rescate.

Según las fuentes, fue uno de los detenidos que compartía calabozo con Aranda quien le dijo a los investigadores que fue la abogada quien entró el celular oculto “entre sus partes íntimas” y se lo dio al hombre que está preso por homicidio y al que intentaron rescatar.

El testimonio fue corroborado con el registro de visitas de detenidos de la comisaría, donde consta que el día que Tortosa fue a ver a su cliente a la seccional se produjo la primera comunicación entre el celular de Aranda y el de su novia, Zahira Ludmila Bustamante (19), detenida como presunta organizadora del ataque.

Por esa maniobra de entregar el celular, algo que favoreció el plan criminal que tenía la banda, la fiscal de La Matanza imputó a la abogada Tortosa como partícipe de la tentativa de homicidio agravada de la que resultó víctima la sargento Rocío Alejandra Villarreal (25).

La abogada fue apresada por efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza y en las próximas horas será indagada por la fiscal Núñez.

El hecho ocurrió a las 5 de la madrugada del lunes pasado en la comisaría de San Justo, donde un grupo de al menos cuatro delincuentes vestidos de policías, armados y con una herramienta cortacandados intentó copar la seccional entrando a los tiros para liberar a Aranda.

El ataque fue resistido por los cuatro policías que había en la oficina de guardia y los delincuentes tuvieron que escapar sin poder concretar el rescate.

Como consecuencia del tiroteo, la sargento Villarreal recibió un balazo en el pecho que lesionó varios órganos, le destruyó una vértebra y afectó la médula, por lo cual no tiene sensibilidad en sus miembros inferiores.

La mujer policía, quien tiene una hija de tres años, permanece internada en grave estado en el Centro Médico Fitz Roy, de Villa Crespo.

Además de Bustamante, siguen detenidos su primo, Bruno Postigo Marullo (19), Gonzalo Fabián D’ Angelo (22), Daniel Alberto Rodríguez (32), Noé Nicolás Castillo (30) y un adolescente de 15.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*