Por el paro, no habrá bancos hasta el jueves

La Asociación Bancaria ratificó ayer el paro de 48 horas para hoy y mañana; y anunció movilizaciones en todo el país, en rechazo de la oferta salarial de las cámaras empresariales de un aumento del 15 por ciento en tres cuotas.
En La Pampa, el secretario general Raúl Ibáñez, informó que la medida de fuerza será para “hacer visible el conflicto”. Frente a la medida, la mañana del lunes tuvo a las diferentes sucursales bancarias repletas de gente, ya que no podrán contar con los servicios hasta el jueves.
Ibáñez dialogó ayer con Radio Noticias y expresó que desde el último cese de actividades hasta ahora, quienes se encargan de negociar con los representantes de los trabajadores, “no han modificado mucho la situación por lo cual se sigue ratificando la medida de fuerza. Si bien hay contactos informales con algunos representantes de las cámaras, no han modificado la posición”.
Con respecto al paro que comienza esta mañana, indicó que “la modalidad será con los empleados en su lugar de trabajo, pero no prestarán actividad, ni tareas. Por lo tanto no habrá atención a clientes, como se había anticipado la semana anterior”.

 Trabas.
El representante de los bancarios manifestó que “en caso de no tener respuesta positiva se van a profundizar las medidas de fuerza” y agregó además que “apelamos al sentido común y al criterio por parte de representantes de las cámaras empresarias para que modifiquen esta actitud”.
En este sentido afirmó que quien pone trabas a las negociaciones es el Gobierno nacional: “físicamente, quien debe modificar la actitud, es la imposición que está teniendo por parte del Gobierno nacional de no traspasar ese 15% que está imponiendo a todos los acuerdos salariales”.

Rentabilidad.
Ibáñez expresó que “lo que se pretende es un incremento salarial que no permita la pérdida del poder adquisitivo de los empleados bancarios. No es descabellado pretender esto, teniendo en cuenta la rentabilidad del sector”. Tras ser consultado por las opiniones de los usuarios -o de la opinión pública-, que cuestionan la medida aduciendo que los empleados bancarios tienen un sueldo mayor al del resto de los trabajadores, el entrevistado sostuvo que “la gente tiene la impresión de que ganamos mucho, pero nosotros reclamamos ser partícipes de una actividad que es muy rentable”.
“Si trazás una media de lo que es el sistema, probablemente estemos dentro de los mejores salarios que perciben los trabajadores, pero que no sea injusto, sino al contrario, lo que venimos reclamando marca justicia. No queremos perder el poder adquisitivo de los salarios”, explicó Ibáñez.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*