“Él accedió a vendarse los ojos”, dijo la defensa de la mujer que le cortó el pene a su amante

Un hombre resultó herido en su zona íntima en el barrio Nueva Córdoba por su amante. Los médicos hablan de una "evolución aceptable" pero sigue internado en terapia. ¿Abuso o práctica sexual extrema?

El hombre fue atacado por su amante en el medio de un acto sexual. Actualmente, sigue internado en el área crítica (shockroom) con cuidados intensivos para controlar la evolución para estar atento a todo lo que pudiera surgir.

Carlos Nayi, abogado de la mujer, reveló que el presunto “abuso” del hombre hacia la mujer fue en el marco de una relación no consentida: “No hablamos de una relación consentida. Hay que ser prudentes y dejar trabajar a la fiscal Betina Croppi”. Además, el abogado señaló que “el hombre estaba vestido, el hombre no tenía los ojos tapados, hay signos de resistencia a partir de los moretones que exhibe el cuerpo (…) en distintas partes”.

El letrado dijo: “Víctima y victimario no eran desconocidos, eran personas que se conocían, que en un pasado mantuvieron una relación que ya estaba concluida, él se hizo presente para retirar una batería, estos son los elementos con los que cuento al día de la fecha para decir que fue atacada sexualmente”.

Por otro lado, el abogado del hombre lesionado, Eduardo Pérez, dijo: “premeditación en estado de indefensión” de su cliente al ser atacado por la mujer.

El letrado refirió además que el hombre fue vendado en su ojos pero la mujer “no lo obligó, él accedió a taparse los ojos”. Su abogado reveló que el hombre “no accedió a atarse” durante lo que consideró se trató de “relaciones sexuales” entre ambos que se veían hacía unos meses y eran consentidas. El abogado afirmó que el hombre estuvo en un coma inducido y tendrá consecuencias en su salud “de por vida”, aunque “la gravedad se va a ir corriendo con el correr de los días”.

El acontecimiento sucedió porque el hombre que fue atacado con una tijera por una mujer en un departamento en Nueva Córdoba, llegó añ hospital con el pene parcialmente seccionado. El miembro no fue reimplantado, sino que se le realizó una sutura.