Detienen a ocho miembros del destituido gobierno catalán

Están imputados por delitos de rebelión, secesión y malversación de fondos, por el frustrado proceso independendista.

La jueza de la Audiencia Nacional de España Carmen Lamela ordenó ayer el ingreso a prisión sin fianza del ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras y otros siete ex consejeros del gobierno independentista destituido.

La magistrada tomó la decisión tras tomarles declaración como imputados por delitos de rebelión, secesión y malversación de fondos por su frustrado plan de secesión de Cataluña.

Asimismo, Lamela emitirá hoy -según los medios españoles- una orden europea de detención para el destituido presidente catalán Carles Puigdemont y los cuatro consejeros que se encuentran con él en Bélgica desde el fin de semana, como solicitó el fiscal general.

La medida, cuyas consecuencias políticas son impredecibles, se precipitó después de que el Parlamento catalán realizara una declaración de independencia el viernes pasado, lo que llevó al Ejecutivo español de Mariano Rajoy a intervenir la norteña región, destituir al gobierno de Puigdemont y convocar elecciones.

La juez decretó también prisión condicional con una fianza de 50.000 euros para el ex consejero del gobierno catalán Santi Vila, quien no era diputado y dimitió de su cargo el día antes de que el Parlamento catalán realizara la declaración de independencia, según la resolución judicial.

A pesar de que el movimiento independentista esperaba una decisión de este tipo, la resolución judicial fue recibida con gran indignación y de inmediato comenzaron a circular en las redes sociales diferentes llamados a la movilización frente al Parlamento catalán para pedir “libertad” para los políticos enviados a la cárcel.

Al caer la noche miles de personas se concentraron frente al Parlamento catalán y en los municipios de la región para reclamar la liberación de los miembros del gobierno regional y dirigentes soberanistas encarcelados