Pagó US$ 5.000 y dos alianzas de oro por el falso secuestro de su suegra

Los delincuentes utilizaron la modalidad de la "llorona". El hombre tiró el dinero por el balcón.

Un abogado fue víctima de un secuestro virtual al pagar unos 5.000 dólares y dos alianzas de oro por el falso rescate de su suegra, en el barrio porteño de Caballito. El hecho se produjo en las primeras horas de hoy cuando un llamado telefónico alertó a los habitantes de una casa de la avenida Donato Alvarez al 500, en el límite con Flores, diciendo que tenían secuestrado a un familiar.

“Me llamó una señora llorando, diciendo ‘Pablo, me entraron a robar'”, contó Pablo Segura, víctima del hecho, y añadió que enseguida continuó hablando un hombre que le afirmó: ‘Acá tenemos a Ana (por su suegra), la vamos a matar, sabemos que te prestó plata, ¿cuánto te quedó?'”.

Luego el delincuente le advirtió: “Estamos en la puerta de tu casa, en Donato Alvarez 515, vamos a entrar, vamos a matar a todos, no despertés a tu señora que está al lado tuyo, te estamos mirando”.

Segura añadió que juntó la “plata para pagar las refacciones” de la casa, producto de “un esfuerzo familiar”, y que arrojó el dinero junto a las alianzas desde la terraza de su propiedad.

“Estaba dormido, lo que me iban diciendo me lo iba imaginando”, indicó el hombre, quien contó a la prensa que todo duró “entre seis y diez minutos”.

Luego se comprobó que se había tratado de un engaño, en el caso que es investigado por la Policía Federal, en jurisdicción de la comisaría 13.

Consejos para no caer en la trampa del secuestro virtual

Seguir las recomendaciones es la única prevención posible. Las más importantes son las siguientes.

1. Cortar de inmediato. Si se recibe el llamado de una voz llorosa que da la noticia de que ha sido víctima de un secuestro, hay que cortar enseguida sin dar ninguna información personal y tomarse un tiempo para repasar dónde están los familiares más cercanos. Si se tiene alguna duda, lo ideal es llamarlos.

2. Prevención en la familia. Toda la familia tiene que estar advertida de las características de los secuestros virtuales. También hay que tratar de evitar contestar supuestas encuestas telefónicas o callejeras donde se piden datos personales.

3. Hacer la denuncia. Cuando se recibe un llamado extorsivo de cualquier tipo, hay que llamar al 911 de inmediato. Así se puede recibir el asesoramiento necesario y eventualmente llegar a la detención de los extorsionadores.

4. Tener un código secreto. Los expertos recomiendan convenir una palabra clave con los familiares más cercanos para entenderse en caso de riesgo o ante la posibilidad de un engaño. Así se puede descubrir fácilmente si quien llora es un impostor.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*