Se anunció medidas en seguridad alimentaria

Ante el incremento de necesidades alimentarias en la población, desde el Gobierno provincial se destinan más fondos para atender la situación.

Las ministras de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, y de Educación, María Cristina Garello, anunciaron algunas medidas tendientes a reforzar la seguridad alimentaria, en un trabajo en conjunto que viene realizando el Gobierno provincial.
Fernanda Alonso indicó que no solo se trata de la actualización trimestral de la Tarjeta del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria, “donde venimos afrontando el aporte económico únicamente desde el ámbito provincial, sino también el anuncio de un refuerzo de $1.000 que recibirán los beneficiarios de la Tarjeta Alimentaria durante los meses de septiembre, octubre y noviembre. Esta decisión está fundada en lo técnico y en lo político, que nos da la posibilidad de destinar refuerzos desde lo económico. Para el próximo trimestre estaremos llegando a los 24 millones de pesos”.
En diciembre está previsto el Bono Navideño que habitualmente se destina para los beneficiarios de Tarjeta Alimentaria. “Junto a estas dos medidas que abarcan en principio a Santa Rosa, General Pico; ya estamos trabajando con la totalidad de las localidades, y fundamentalmente con las que se han acercado planteando la necesidad del refuerzo”.
Asimismo, señaló que se actualizó el monto de la transferencia de fondos para las 42 localidades, las cuales tienen distintas modalidades de seguridad alimentaria, a través de comedores, tickets, o retiro de viandas. “El costo de esa ración alimentaria es de $35 y La Pampa estará transfiriendo una suma de 12 millones de pesos a estas localidades, además por el aumento de la cantidad de personas que reciben los beneficios. Se sumaron 1.815 personas, en relación al semestre anterior. Esto implica un 33% de aumento de la población que asiste a estos complementos alimentarios”, detalló la ministra de Desarrollo Social. Es decir, que se asisten a 7.226 titulares de derechos en estas localidades mencionadas.
Otra medida es la implementación del programa “Nutrir para el desarrollo”, en principio para 6 (seis) localidades. “Trabajaremos en otras cuestiones que hacen a la seguridad alimentaria como la manipulación de alimentos, la higiene, entre otros aspectos. También continuaremos con la capacitación de los multiplicadores de educación alimentaria (Ministerios de Educación- Salud – Desarrollo Social) en todas las localidades”. La Tarjeta es para un total de 19.900 familias.
Alonso recordó que se elevó una nota a Nación para actualizar el beneficio, “el 9 de mayo presentamos el proyecto al Ministerio de Desarrollo Social de Nación; el 1 de junio recibimos la respuesta diciendo que la Nación financiaría idénticos montos. El 13 de junio presentamos para que nos financien al menos el mismo monto para no perderlo. A la fecha llevamos ejecutados 50 millones de pesos, de los cuales sólo 33% ha puesto Nación”.
Mencionó que el 20 de julio recibió la visita de los funcionarios de Nación “que están trabajando en la Secretaría de Acompañamiento y Protección Social, en pobreza extrema. A ellos les dimos todos los datos necesarios para que contemplen la posibilidad de actualización de estos montos o de alguna estrategia que pueda atender la situación de estas personas”.
A dos meses de esta visita, “no hemos tenido respuesta”, enfatizó la ministra. “Hemos venido trabajando en los datos de pobreza, si está la posibilidad desde lo económico de atender esto y la Provincia puede hacer esa readecuación, seguiremos atendiendo esta cuestión, ya que es una prioridad para la Provincia. Hay criterios, pautas, números y estadísticas que indican desde los técnico esta decisión política”.    
Ministra Garello

Por su parte, la ministra de Educación destacó el trabajo en conjunto entre los Ministerios, “sabemos que la Provincia de La Pampa es equilibrada, pero también sabemos que tenemos que ser lo suficientemente justos en la distribución para que llegue a todos”.
Garello dijo que las escuelas son un termómetro de la situación social, “y nos empezó a decir el año pasado que muchos chicos llegaban a la escuela con hambre. Cuando hay hambre no se puede aprender, situación que se veía más después de los fines de semana”.
Desde las Direcciones de las escuelas comenzaron a llegar los pedidos de refuerzos, “porque no les alcanzaba la partida para, por lo menos, saciar la alimentación básica de los chicos. Empezamos a reforzar las partidas un 43% respecto a lo que había sido el año anterior, en lo que es copa de leche (para todas las escuelas) y alimentos frescos de las escuelas de jornada completa”, detalló.
El refrigerio va a todas las escuelas y llega a unos 100 mil niños, “además están los que reciben la ración alimentaria, las escuelas de Jornada Completa, con unas 3.500 raciones diarias”.
El año pasado el incremento fue del 43% respecto al año 2015, “fundamentalmente en la segunda parte del año. Lo más grave fue que las escuelas de adultos y los institutos de formación docente comenzaron a pedir refrigerio”.
En este año, “estaríamos llegando al 66,70% más que en el año anterior de refuerzo en este sentido. Esto nos estaría dando aproximadamente un monto de 100 mil pesos, a lo cual le tenemos que sumar un promedio entre 300 a 600 mil pesos al año, del servicio de acompañamiento a esto”.
También se viene incrementando el aporte de los alimentos secos que se reparten en la provincia, “que van a todas las escuelas que dan las raciones, pero además a las 26 escuelas hogares, que eso nos implica entre 9 y 11 millones de pesos al año”.

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*