Se rompió el terraplén y volvió a cortarse la ruta 35

EL AGUA PASO POR ARRIBA EL PRECARIO TALUD QUE HIZO VN EN EMBAJADOR MARTINI

Defensa Civil informó anoche que a causa de las lluvias se vieron perjudicados para circular los desvíos de la ruta nacional 35, a la altura de Winifreda, y los de la ruta nacional 188 en Rancul, quedando estos en condición intransitable.
La laguna Chadilauquen, al sur de Embajador Martini, volvió a sobrepasar los límites de la ruta nacional 35 en el tramo que estuvo comprometido durante cinco meses por las inundaciones sufridas en el mes de abril. El nivel del agua había disminuido considerablemente en los últimos días y los vehículos transitaban, con precaución, pero sin inconvenientes por el lugar.
Sin embargo, los 55 milímetros registrados durante el fin de semana en la localidad, sumado a los más de 60 que cayeron en Ingeniero Luiggi, produjeron que el nivel de la laguna aumente y el agua avance en forma abundante sobre el precario talud de tierra que la empresa bahiense, Mont Jasper’s, había colocado en un tramo importante de la banquina oeste. En el sector donde se produjeron los trabajos de alteo no se registraron inconvenientes.
La ruta 35 estuvo cortada en un tramo de 1.500 metros por una masa de agua que perduró durante cinco meses. Los vecinos, y el municipio, habían hecho público su descontento durante todo este tiempo por la demora en el accionar por parte de Vialidad Nacional en aquel sector. Luego de tanto esperar, las máquinas de una empresa bahiense, contratada por el ente nacional, arribaron a la localidad durante los últimos días de agosto para encargarse de las obras de alteo en la ruta.
Ayer, una vecina y productora agropecuaria local, Raquel Peano, publicó en horas de la tarde una imagen en la que puede observarse claramente cómo el agua de la laguna volvió a ganarle terreno al asfalto y complica, nuevamente, el paso de los vehículos y de los chachareros que deben ir del pueblo a los establecimientos y viceversa.

Desvíos intransitables
En tanto, la Dirección de Defensa Civil provincial informó anoche en un comunicado de prensa que “a causa de las lluvias del fin de semana se vieron perjudicados para circular los desvíos de la ruta nacional 35, a la altura de Winifreda, y los de la ruta nacional 188 en Rancul, quedando estos en condición intransitable”.
El informe también destacó que se registró agua sobre la calzada entre los kilómetros 451 y 452 de la ruta nacional 188 “pero se podía transitar con precaución. A esto, se le suma el riesgo de agua sobre el pavimento en el trayecto de la ruta provincial 18 entre Macachín y Doblas, por ahora es al simple efecto de prevención por la situación de las banquinas porque el agua no ha llegado aún al asfalto”.

Trabajos.
El pasado 23 de agosto, el gerente ejecutivo de dirección de obras de Vialidad Nacional, Federico Heineke, y personal de la empresa Mont Jasper’s SA se habían reunido con las autoridades comunales de Embajador Martini para anunciar las obras. Los primeros trabajos iban a comprender un alteo de 60 centímetros, con la colocación de seis tubos, que funcionarán como alcantarillas y que permitirán el paso del agua desde la zona oeste al este. El relleno tendrá un largo de 1.500 metros. Posteriormente y en forma definitiva el alteo tendrá una altura de un metro y medio. El material para levantar el camino será extraído de la cantera de la familia Toribio en la zona de Alta Italia.

Pedido de intervención de VN.
La diputada Lucrecia Barruti (PJ) presentó un proyecto de ley para acompañar al Poder Ejecutivo Provincial en los reiterados reclamos que lleva a cabo ante el Ministerio de Transporte de la Nación por la crítica situación del estado de la ruta nacional 35 a la altura del Bajo Giuliani de esta capital. El planteo también lleva las firmas de los justicialistas Ariel Rauschenberger y Claudia Godoy.
“Es una preocupación el estado de esta ruta, porque impide la normal circulación vehicular, lo cual deriva en impedimentos importantes para los habitantes de localidades del sur, que deben asistir a Santa Rosa, por motivos de salud, situaciones laborales, educativas y tantas otras que se presentan a diario”, manifestó Barruti.
Dijo que por las “graves inundaciones” se vieron “afectadas numerosas localidades por los cortes de rutas. La interrupción del tránsito trae aparejado numerosos perjuicios a toda la economía del interior, al transporte de mercaderías y de pasajeros, pero sobre todo a nuestros comprovincianos que por distintas razones, muchas veces de salud, transitan a lo largo y a lo ancho de La Pampa”.
“En caso de que no se realicen acciones rápidamente, como suponemos que el gobierno nacional sabe, atento a su mensaje ‘Haciendo lo que hay que hacer’ también quedaría aislada la ciudad de Santa Rosa”, advirtió la legisladora oficialista.
Barruti también explicó que “la grave situación de inundaciones por exceso de precipitaciones, se agrega el bombeo de un volumen extraordinario de agua de Santa Rosa”.

El pueblo de Rancul, aislado por las lluvias.
Las autoridades comunales y la policía de Rancul cortaron ayer a la madrugada los dos caminos alternativos de tierra para llegar hasta el pueblo o continuar viaje por la ruta nacional 188, como consecuencia de las últimas lluvias, que superaron los 40 milímetros. Ambas arterias se tornaron intransitables. Hasta anoche sólo se permitía el paso para los pobladores locales.
Las lluvias registradas en toda la región del norte de la provincia, alcanzaron en algunos pueblos los 40 milímetros. Desde ayer, los viajeros que transitaban por la ruta nacional 188 desde Buenos Aires o el sur de la provincia de Mendoza eran desviados por la ruta provincial 9 hasta La Maruja y desde esa zona hacia Arizona, en la provincia de San Luis.
El corte de la ruta nacional 188 en el kilómetros 517 lleva más de cinco meses. Las obras de alteo avanzan en forma muy lenta, según relataron los vecinos de Rancul que se mostraron muy preocupados por las últimas lluvias.
Con cada precipitación ambos caminos alternativos para el tránsito pesado, como para los vehículos livianos son cortados en forma preventiva y para evitar siniestros de tránsito.
Operarios de Vialidad Provincial finalizaron el terraplén paralelo a la ruta nacional 188, ubicado aproximadamente a 500 metros de la ruta y se colocaron bombas “arroceras” para descomprimir la gran masa de agua que está acumulada sobre la ruta 188, el Club de Caza, el parque recreativo municipal y varias empresas ubicadas a la vera de la ruta.
Por su parte, en el tramo 450-451 de la ruta nacional 188 en cercanías de la localidad de Coronel Hilario Lagos y durante todo el día de ayer, los viajeros tenían que transitar con precaución porque había un poco de agua sobre la calzada.

Ruta 35.
Además por las abundantes lluvias se cortó el tránsito alternativo por un camino vecinal entre Eduardo Castex y Winifreda. En esta zona el registro de precipitaciones alcanzó o superó por poco los 75 milímetros. Varios vehículos quedaron varados en el barro de un camino de la red terciaria. Algunos automovilistas utilizaban este recorrido de aproximadamente 15 kilómetros para continuar viaje y de esa forma evitar un “rodeo” de varios kilómetros.
Como consecuencia de estas últimas lluvias, los viajeros que tenían que unir Realicó con Santa Rosa tuvieron que recorrer nuevamente más de 280 kilómetros, utilizando diversas rutas provinciales que también presentan severas dificultadas como pozos, agua sobre la calzada y en algunos tramos alteos de tosca.

Fuente :La Arena

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*