Un taxista y una remisera fueron rehenes de falsos pasajeros

A él le ataron las manos con los cordones. Ambos casos terminaron con los autores detenidos

LA PLATA :La rivalidad entre taxistas y remiseros es tan vieja como parecidos son los riesgos que unos y otros corren en esa rutina de manejar para ganarse la vida. Con pocas horas de diferencia, un taxista de 66 años y una remisera de 29 sufrieron ayer odiseas muy similares, rehenes de delincuentes que, por suerte, terminaron detenidos.

El primero de los casos sucedió alrededor de las 10.40 de la mañana, cuando dos hombres se subieron a un remís conducido por una joven, simulando ser pasajeros. Sin embargo no tardaron demasiado en sacar un cuchillo con el que la amenazaron de muerte para obligarla a entregar la plata y todo lo que tuviera.

Ella no se resistió. Y un rato después los delincuentes abandonaban el rodado con la intención de escapar en otro auto. No pudieron.

Es que alguien que observó la maniobra llamó al 911 y policías del Comando de Patrullas y de la comisaría Sexta desembarcaron en el lugar donde supuestamente estaban los sospechosos: 525 entre 12 y 13. Y allí los encontraron, según el reporte oficial.

Se trata de un joven de 24 años y un hombre de 35, a quienes les secuestraron un teléfono celular, 610 pesos, una billetera y documentación personal, además del Fiat Duna de color rojo en el que querían escapar cuando los móviles les cortaron el paso.

Su situación se terminó de complicar una vez que fueron trasladados a la comisaría, ya que en la sala de guardia su víctima esperaba para hacer la denuncia y los reconoció apenas los vio cruzar la puerta de entrada, dijo un jefe policial.

Ella, por suerte, está ilesa. Los acusados quedaron a disposición de la fiscalía de Flagrancia, por el delito de “robo calificado por uso de arma blanca”.

REHÉN

El otro episodio ocurrió poco después de la 1 de la tarde, cuando otros dos sujetos abordaron un taxi con la misma excusa y los mismos fines.

Al volante del auto de alquiler iba un hombre de 66 años, quien en un primer momento tampoco sospechó de esos pasajeros que le indicaron una dirección, pero que en 520 y 143 sacaron a la luz sus verdaderas intenciones.

“Le dijeron al taxista que estaban armados y, una vez que lo redujeron, le ataron las manos con los cordones y lo tiraron en el asiento trasero” después de quitarle su celular, la billetera con documentación y la plata, relató un jefe policial, desmintiendo la versión de que al chofer lo habían trasladado en el baúl del auto.

Lo concreto es que, atado y con la incertidumbre de no saber cómo terminaría la historia, la víctima fue llevada como rehén a lo largo de 15 cuadras.

Igual que en el caso anterior, un testigo tuvo un rol clave al llamar al 911 para denunciar lo que había visto. Eso movilizó a la Policía, que, ya en las calles de City Bell, pudo localizar al taxi con el chofer y los dos captores.

Una circunstancia fortuita jugó también a favor de los uniformados, ya que en 514 y 131 se rompió la caja de cambio del coche y a los delincuentes no les quedó otra opción que intentar una fuga a pie. Los policías al mando del comisario Juan Claure, de la Décima, los apresaron y trasladaron a esa seccional.

Los oficiales recuperaron las pertenencias del chofer, a quien liberaron ileso, pero en shock.

Los aprehendidos tiene 27 y 35 años y los dos son de Melchor Romero, la zona donde se subieron simulando necesitar un auto de alquiler.

 

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*